Giacomino fideliza voto K y disputa la oposición

daniel giacomino2El insólito ensamble entre el líder del Frente Cívico y Olga Riutort obligó a los espacios opositores a retocar sus hojas de ruta en la carrera a la intendencia capitalina. Daniel Giacomino encaró una estrategia bicéfala: fidelizar el voto kirchnerista y resaltar las incoherencias de la dupla LyO.
La primera apuesta requiere mostrarse como un fiel representante del proyecto nacional y popular. El objetivo es blindar el electorado fiel a Cristina Kirchner que acompañó en casi el mismo porcentaje a Carolina Scotto y Eduardo Accastello. Evitar que los votantes kirchneristas se vean tentados por el “voto útil” es la primera escala que necesita el ex intendente en las elecciones locales.
En ese plan, Giacomino intentó resumir la disputa en dos campos enfrentados por su matriz ideológica. El ex intendente diferenció la concepción del gobierno nacional de lo que, según su relato, son expresiones de la derecha neoliberal.
Siguiendo esa lógica, sostuvo en un reportaje a radio Continental Córdoba: “Juez y Mestre son lo mismo para nosotros, dos caras de la misma moneda, frente al Proyecto Nacional que representa el FpV” y remató “por más que quieran diferenciarse, son los dos procedentes de la misma matriz ideológica”.
En segundo lugar, el postulante kirchnerista cargó duro contra su ex socio político. Calificó al ensamble entre la concejala del bloque Eva Duarte y el líder del Frente Cívico como un “mamarracho” con fines exclusivamente electorales y sin un programa serio de gobierno.
También fue tajante con la ambigüedad ética de Juez. Recordó sus denuncias hacia la actual postulante a la viceintendencia y sentenció: “Si vos le decís a una persona que es tu límite ético, el límite ético no se corre, vos tenés ética o no tenés ética. Si tu límite ético era Olga Riutort y después te aliás con ella, y le pretendés hacer creer a la gente que eso es una fórmula que puede gobernar la ciudad, no hay nada de coherencia ahí”.
Por otra parte, lamentó lo que consideró una abdicación de Riutort a su posición de principal alternativa opositora al oficialismo municipal. Al considerar que la concejala se “desdibujó” con la alianza, Giacomino busca pescar en el caudal que acompañaba a la concejala pero que no digiere la entente con Juez. Según operadores del espacio kirchnerista, existe una diáspora electoral en el electorado que acompañaba a la excandidata a intendente.
El candidato del FPV restó chances a la alianza encabezada por Juez. “No creo que sea una fórmula que pueda ganar, es una fórmula mentirosa, pura conveniencia. No pasa la elección, llega hasta el 13 de septiembre”, sostuvo. La mira de Giacomino se posó en uno de los flancos más débiles del líder del Frente Cívico: la fugacidad de sus lealtades.
Con respecto a esto, enumeró exhaustivamente las estaciones políticas por las que Juez viene transitando durante su zigzagueante carrera. “Los que tienen opinión propia, los que tienen convicción, no le duran, los que le duran al lado son los obsecuentes, a los que lleva de un lado al otro, del kirchnerismo al macrismo, pasando por Carrió en el medio, pasando por Binner”.
En materia de propuestas concretas también se diferenció mostrándose como una alternativa más nítida a la gestión mestrista. La dupla Juez-Riutort se manifestó recientemente a favor de mantener los trazos generales de la actual administración. En este rubro, Giacomino fue contundente al expedirse claramente por volver a la empresa estatal de recolección de basura Crese y atacó las concesiones del transporte urbano.
Para concluir, describió a quien fuera su compañero de ruta: “A Juez no le dura ni un amigo”.