Scioli se quedó con el mejor festejo municipal pre PASO

Scioli V Maria
Resultados
Al cierre de esta edición, con el 100% de las mesas escrutadas, Gill se impuso por el 48,59% por sobre el candidato de la Triple Alianza, Juan Zazzetti que contó con el 39,69% de los sufragios.

Daniel Scioli se dio el lujo de lucir un palco triunfante a una semana de las PASO en una de las provincias más refractarias al kirchnerismo. La victoria de Martín Gill en Villa María le dio oxigeno en Córdoba al presidenciable y además le permitió a Eduardo Accastello redimirse por el descolorido resultado del 5 de julio.
Scioli sabe que si quiere superar la barrera del 40% el próximo domingo (el objetivo de máxima del oficialismo en para las PASO), tiene que sumar algunos puntos porcentuales en Córdoba, territorio alambrado por el peronismo cordobés que lleva a un crédito propio para las primarias: José Manuel de la Sota.
Por esta razón, insistió anoche apenas desembarcó en Villa María ante la dirigencia de matriz peronista que se incline en las urnas a su favor. “Los convoco a que el próximo 9 de agosto vayan en busca y apuesten a esta voluntad de Villa María, en Córdoba y en toda Argentina”, señaló el gobernador de Buenos Aires, que quiere romper este blindaje y hoy volverá a Córdoba para encabezar un almuerzo con dirigentes capitalinos.
En este sentido, la semana pasada el exvicepresidente dedicó un spot especial para el electorado cordobés. El único de toda su campaña con un destinatario específico, en donde afirmaba que trabajaría con el gobernador electo para destrabar la tirante relación que mantiene Córdoba con la Nación. Juan Schiaretti ignoró esta convocatorio y refrendó su rol de jefe de campaña de De la Sota al fustigar contra la Nación desde el atril de la UIC.
Más allá de esta estrategia para polarizar la decisión de electorado, Scioli puede darse por satisfecho con el resultado del FpV de ayer. Logró esgrimir como propia una victoria más gravitante que la que lució el PRO la semana pasada en Villa Allende. El peso de Villa María – la tercera ciudad de la provincia- en la geografía política local es mayor que el que tiene la localidad de las sierras chicas. En conclusión el kirchnerismo se atribuyó la elección más importante antes de la PASO.
Scioli también se beneficia con las cuestiones de la política cordobesa. Desde Villa La Ñata celebraron las turbulencias que sufrió el PRO luego del desvaído resultado de Horacio Rodríguez Laretta en el ballotage porteño. Pero esta devaluación del sello amarillo tiene en Córdoba una cotización aún más baja. La candidatura de Luis Juez a la Intendencia terminó por implosionar a la Triple Alianza, y con ella parte del capital político que parecía usufructuar Mauricio Macri en Córdoba, de buena aceptación según sindicaban los sondeos de opinión.
Los efectos que pueda tener en las PASO la impensada decisión de Juez de competir por la Intendencia junto a Olga Riutort aún no están claros. Pero es posible que erosionen algunos puntos de la figura de Macri
De todas formas, mientras intenta sembrar su color naranja antes de la PASO, Scioli sabe que su gran oportunidad en Córdoba estaría después de las primarias. Las encuestas no son auspiciosas con el sueño presidencial de De la Sota. Es así como desde La Plata abonan la hipótesis que el Pacto de Palermo se diluya siliconadamente una vez que quede atrás el segundo fin de semana de agosto.
Sin embargo, un obstáculo emerge sobre esta tesis: el peronismo cordobés llevará a sus candidatos (la mayoría nombres gravitantes dentro del partido) pegado al candidato triunfador de la interna de UNA. Un detalle no menor.

Acto
Una importante comitiva nacional desembarcó anoche en Villa María. Acompañando a Scioli, estuvieron su compañero de fórmula, Carlos “Chino” Zannini; el vicejefe de Gabinete, Eduardo “Wado” de Pedro, el titular de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde; el ministro de Educación de la Nación, Alberto Sileoni, y el diputado paladar negro, Andrés “El Cuervo” Larroque.
También se plegaron al triunfo los caciques locales. Luego de algunas desavenencias por el resultado provincial y la decisión del FpV de presentar una lista propia para competir por la Intendencia, se mostraron en el mismo escenario Martín Fresneda, Gabriela Estévez, Daniel Giacomino, José Bianchi y Fabián Francioni.
Accastello hizo bien los deberes de anfitrión. Amén del triunfo en Villa María, le tributó a Zannini con otra victoria: la de Villa Nueva, ciudad natal del actual secretario General de la Presidencia. Allí se impuso Natalio Graglia, el crédito del FpV por sobre el candidato de la UCR, Ignacio Tagni. La sorpresa la dio el tercer puesto de Marcelo Forsassco, el delfín de UPC y ex intendente de esa localidad.