El Coloquio Industrial comenzó con reclamos por el atraso cambiario

En una jornada marcada por la nueva devaluación del real y la suba del dólar, comenzó en Córdoba el VIII Coloquio Industrial. Los empresarios marcaron su preocupación por la derivación de la situación brasilera a la vez que plantearon la necesidad de definiciones sobre el contexto a futuro por parte de los candidatos.
El atraso del tipo de cambio fue el eje de los reclamos. Los economistas lo estimaron entre el 25 y el 30 por ciento y plantearon que, tarde o temprano, se tendrá que resolver aunque no proyectaron los tiempos. Sí dijeron que el Gobierno actual intentará sostenerlo hasta fin de año.
En la inauguración estuvo el precandidato presidencial, José Manuel de la Sota. En la apertura el tesorero de la UIC, José Díaz, reclamó “diálogo e intercambio” como el camino para la construcción de un país desarrollado.
El intendente Ramón Mestre afirmó que la Argentina –que atraviesa problemas- tiene oportunidades, pero requiere “grandeza de todos los dirigentes, que deben poner el objetivo común por encima de los personales”. La frase calzó a medida de la noticia política del día, la postulación de Luis Juez como intendente y la ruptura de la triple alianza en Córdoba.
Los economistas Bernardo Kosacoff y Dante Sica (cuyo nombre suena entre los posibles ministros de Daniel Scioli que tienen el visto bueno del kirchnerismo) avanzaron sobre los caminos que deberían recorrerse para que la industria retome el crecimiento, que abandonó hace cuatro años.
Kosacoff subrayó que los niveles de inversión no es suficiente para cambios en la productividad: “No se pueden tener salarios alemanes con productividad africana”. Planteó que el país eligió un atajo frente a las demandas excedentes: “Decidió transitar el mundo del ensamblado y no de la producción, lo que tiene menos requerimiento de financiamiento, horizontes más breves y sin preocupación por la calidad de los recursos humanos. Es una salida de corto plazo”.
Por su lado, Sica afirmó que los sectores que más crecieron en los últimos años son los que gozaron de “protección indiscriminada” lo que plantea dudas sobre lo que pasará en el futuro ya que no les alcanza con un tipo de cambio competitivo. “No pueden soportar una apertura de la economía”, dijo.
Afirmó que se requiere triplicar la actual inversión en los próximos seis años para lograr una recuperación: “El Gobierno intentó resolver la macro desde la micro y generó distorsiones, problemas, pérdida de competitividad. La agenda a abordar está y el que gane la elección deberá enfrentarla, tarde o temprano”.