Bajo la bandera de remate

Por Víctor Ramés
[email protected]

Aviso de un remate en un diario del siglo XIX.
Aviso de un remate en un diario del siglo XIX.

Los avisos de remates eran frecuentes en los diarios cordobeses del siglo XIX, como lo son ahora, en que esa actividad comercial ha encontrado nuevas formas de subsistencia, y las noticias ya no sólo vienen en papel. En ocasiones, los viejos avisos de remates importantes permiten al lector de hoy aproximarse, además de al costado comercial, a los elementos que aparecen como objeto de venta al mejor postor. La exposición del contenido de las ofertas en las páginas de los periódicos ofrece una rica fuente de información para historiadores que procuran reconstruir la vida de antaño, sobre los objetos que orbitaban en ese cotidiano, con sus usos y valores. Y se presta, en sentido más amplio, a la simple curiosidad de averiguar qué se compraba y qué se vendía en la Córdoba de esos tiempos. Para el formato de nuestra sección resultan adecuadas una serie de menciones escogidas de un diario de 1865.
Hace exactamente un siglo y medio, el Eco de Córdoba, prestigioso diario de larga permanencia en el periodismo local, concentraba noticias sobre la presencia de nuevas casas de remates anunciadas durante los días entre finales de enero y principios de febrero. La actividad parece próspera, considerando la escala de la población de ese período. Una nota breve del Eco adelantaba novedades sobre el ramo, con entusiasmo:
“Muy bien – En breve tendremos remate de artículos de primera clase por otra casa de martillo que acaba de establecerse. Esto es consolante: cuando se abren nuevas casas de negocio es porque el barómetro mercantil anuncia progreso y estabilidad.”
Pocos días más tarde, el Eco anuncia la actividad de dos remates:
“Hoy los tienen: Rafael Torres, de día, de efectos de tienda y mercería, en la plaza, donde estará la bandera. Eduardo J. Vitry, de noche, de efectos de almacén, tienda, mercería ferretería, etc. etc., en su casa de calle San Gerónimo.”
El diario se detiene un poco más al momento de describir una casa del ramo próxima a inaugurarse. Su título introduce una buena metáfora para referirse a objetos salvados de las aguas torrentosas de las deudas, los viajes, las renovaciones de la vida. Para ponerlos, en este caso, en venta y darles cobijo en casa de nuevos usuarios:
“Arca de Noé
Podemos darle este nombre a la casa de Remate y consignaciones de los Sres. Manuel de la Serna y Cía., que se va a abrir en estos días.
Hemos tenido ocasión de visitar esta casa de remate y nos ha llamado la atención el ver la gran variedad de efectos de los más lindos gustos particularmente las preciosas jaulas con redomas para pescaditos, las lámparas de plata alemana del Hércules con el mundo al hombro, estantes de sala, máquinas de coser, efectos de mercería, muebles, ropa hecha, y en una palabra, si fuéramos a ocuparnos del surtido de esta casa seria de no acabar nunca.
También diremos que estos Sres. se ocuparán de compra y venta de casas y campos y toda clase de comisiones.”
La breve enumeración incluye algunos detalles de estilo que hasta se prestan para la ambientación de época de un film. La mezcla de especies de artefactos, objetos, útiles, está bien calzada en el arquetipo del Arca bíblica, aunque también vienen de algún modo a la mente aquellas líneas de Discépolo: “Igual que en la vidriera irrespetuosa de los cambalaches se ha mezclao la vida, y herida por un sable sin remache ves llorar la Biblia junto a una calefón”. Claro que se trata de un cambalache de mayor categoría, a juzgar por algunos de los artículos que se pueden apreciar en un aviso sobre lo que ofrece la casa De la Serna en Córdoba. El mismo anuncia una oferta importada procedente principalmente de tres países, y la agrupa por nacionalidad para convocar a los compradores. El listado que sigue pasa revista a los artículos, en lo que resta de nuestro aporte de hoy:
“REMATES
Por Manuel de la Serna y Cía.
En su casa, calle Buenos Aires números 74 y 76, frente al casino, en las noches de los días lunes 30 del corriente, miércoles 1° y viernes 3 del entrante a las 7 en punto de la noche se rematarán a la más alta postura los efectos siguientes:
Efectos de Lujo
Franceses, ingleses, americanos, alemanes y de la India.

Franceses
Tocadores de caoba, espejos para tualet, id. Con pie, juegos de porcelata dorados para café, bandejas, lozas para almuerzo doradas y blancas, pocillos finos para chocolate, candeleros con bomba modernos de varias clases, adornos para sala, jarras mecánicas, costureros con útiles de plata dorada, frascos, floreros, valijas de viaje, perfumería fina, copas para agua, cubiertos, máquinas de café a vapor, palmatorias de porcelana, id salivaderas, estereoscopios, zapatos y botines para señora, corbatas de verano.

Ingleses
Lámparas con figura de plata alemana de rica clase, id. De bronce doradas de todas clases y tamaños, arañas para salas e iglesias, id para pared, jaulas de bronce para canarios, lámparas de colgar de una, dos y tres luces para kerosene, todas adornadas con caireles, bombas y transparentes, candelabros para salas e iglesias de 3, 4 y 5 luces, lamparitas portátiles, sillas de cuero de chancho, bordados espabiladeras.



Americanos
Máquinas de coser, jaulas de lindos gustos, bombas de zaguán, mesitas, sillas mecánicas, cerillos, cuadritos para tarjetas, estuches con útiles para viaje, dameros, cajas, rinconeras para sala de última moda, colchones de goma, portamonedas, juegos de aprieta papel con rótulos, tubos y bombas para lámparas, lamparinas.”