Riutort cede: Juez encabeza la fórmula



Por Marcos Duarte
[email protected]

0 ilustra sr juez y sra riutortLa posibilidad de una coalición estuvo siempre presente. Durante los últimos meses, los gestos entre los referentes del Frente Cívico y los fieles de Riutort fueron indicando las variaciones en las conversaciones que, indudablemente, tienen vieja data. Los máximos dirigentes ejercieron movimientos tácticos con el objetivo de fortalecer sus respectivos posicionamientos buscando que el diseño final de las listas fuera lo más cercano a sus pretensiones.
En un principio, Riutort buscó minimizar la alternativa de un acuerdo formal. La concejala planteaba hace unos meses que el caudal electoral del juecismo terminaría fluyendo hacia su candidatura de manera natural sin necesidad de construir una alianza entre los partidos. “Los juecistas aparecen diciendo que van a trabajar con nosotros durante las asambleas que se realizan en distintos barrios” afirmaba allá por abril cuando su meta era bajar el precio a la estructura del actual senador nacional.
De hecho, en el momento de inscribir su esquema electoral eligió hacerlo sin incluir a sus potenciales socios. Esta decisión no sepultaba las chances de un entendimiento pero reducía el margen de negociación del juecismo capitalino. Desde ese momento, la arquitectura política de un eventual frente quedaba reducida a la incorporación de dirigentes del Frente Cívico a la boleta del riutortismo.
Inmediatamente, Juez devolvió gentilezas fiel a su estilo. Potenció la alternativa de una candidatura propia a la Intendencia y profundizó su enfrentamiento con Ramón Mestre. Esta jugada funcionó como un condicionante hacia el olguismo. Los operadores de la concejala sabían que, de verificarse la amenaza del senador, la posición de su líder como principal candidata opositora al radicalismo quedaría comprometida. La proliferación de candidaturas enfrentadas a la gestión municipal afectaba particularmente a la postulante de La Fuerza de la Gente.
El factor nacional que, en un principio, parecía un obstáculo importante para la articulación entre los sectores, tuvo modificaciones que suavizaron las presiones. En un primer momento, Olga Riutort se mantenía como la principal referente de Sergio Massa en Córdoba. Luis Juez, en la vereda del frente, era nominado por Mauricio Macri como candidato a senador nacional y asumía como jefe de campaña de Oscar Aguad.
Las fisuras que terminaron diluyendo la Triple Alianza provincial entre macristas, radicales y juecistas, el paulatino alejamiento de Riutort del Frente Renovador y el debilitamiento de Mauricio Macri luego del apretado triunfo en su propio distrito, fueron hechos que provocaron que el margen de acción de los articuladores municipales del Frente Cívico y el olguismo se ampliara.
Finalmente, Luis Juez encabezará la fórmula a la intendencia y Olga Riutort, quien supo ser su principal enemiga política, lo acompañará como vice. El enfrentamiento personal de Luis Juez con Ramón Mestre y la ambición de Olga Riutort lograron que se concretara una alianza que hasta hace unos años hubiese sido impensable.

Giacomino apuntalado por caciques

Finalmente, Daniel Giacomino logró la tan ansiada bendición K para competir bajo el sello del FpV. Contrariando los deseos de Fabián Francioni –que juega abiertamente con otra candidatura más mediática- y de Martín Fresneda –que no quería arriesgar el sello insigne del oficialismo nacional con candidato no tan expectable-, el diputado nacional consiguió el aval presidencial para que el kirchnerismo debute en un elección municipal.
Giacomino estará tabicado por una guardia pretoriana de tribus K. La distribución de los lugares en las boleta intentó conformar a cada uno de los socios que integran la confederación kirchnerista local. Su compañera de fórmula será Natalia Refice del Frente Transversal. En la lista lo siguen José Bianchi (Kolina), Marcos Amante (La Jauretche), Mabel Basualdo (La Cámpora), Cristián Sansalone (Centro Mozé) y Martín Apaz (PC).
Luego de varios tires y aflojes en Buenos Aires, en la pulseada por la intendencia capitalina terminó imponiéndose la línea Casa Rosada por sobre las intenciones de los ahijados de Carlos “El Chino” Zannini (Francioni y Fresneda). Las gestiones del Andrés “El Cuervo” Larroque fueron vitales para destrabar la candidatura de Giacomino.

Vice devaluado

Temprano, se conoció ayer que el actual ministro de Trabajo de la Provincia, Adrián Brito, será el flamante compañero de fórmula de Esteban “Tito” Dómina. La repartija del resto de la boleta se realizó como se preveía: “fifty-fifty” entre dirigentes que responden a De la Sota y Schiaretti. Eduardo Serrano, Pablo Ovejero, Nadia Fernández, Tomás Ramallo y Juan Pablo Simonian se ubican en los lugares más expectables de la lista de candidatos a concejales del PJ.
El número uno fue reservado para la hija del gobernador, Natalia de la Sota. Acción que suma su granito de arena pero que no emparda la oferta inicial que la llevaba como compañera de fórmula del actual edil, compañero de banca de Daniel Juez. La ausencia del apellido ilustre en la cima de la boleta le resta poder de tracción a la oferta del peronismo para la compulsa de municipal de septiembre.
El legislador de UPC en uso de licencia se mostró entusiasmado por el desafío y prometió una gestión transparente. Ahora bien, la oferta a Brito no puede dejar de leerse como un premio consuelo por el acompañamiento a Dómina durante una campaña que quedó a las sombras de las acciones proselitistas de De la Sota de cara a las PASO del 9 de agosto. La fórmula tiene chances, pero en el contexto Capital no ofrece garantías absolutas si se tiene en cuenta que el peronismo tiene dificultades para penetrar en el electorado.
Con la incógnita denominativa develada, ahora sólo resta esperar el cariz que tendrá la campaña de Dómina-Brito que seguramente quedará pegada a la performance electoral del precandidato presidencial cordobés.

Mayoría mestrista

Juntos por Córdoba presentó una lista de candidatos sin sorpresas para tratar de retener el Palacio 6 de Julio en manos del radicalismo.
La fórmula Ramón Mestre-Felipe Lábaque fue decidida hace tiempo en el despacho de Mauricio Macri, y hasta tuvo su debut oficial la semana pasada en el club Atenas.
Los candidatos a concejales (en rigor, todos lo son) de la alianza entre la Unión Cívica Radical, el PRO y la Coalición Cívica-ARI quedaron repartidos, como estaba previsto, con una mayoría para Ramón Mestre, y participaciones menores del nicolacismo, del negrismo, del macrismo y del lilismo.
El mestrismo tiene ocho candidatos a concejales entre los dieciséis primeros (que son los que la Carta Orgánica garantiza al ganador).
El nombre más destacado del grupo Confluencia es el de Marcelo Cossar, actual viceintendente. Lo acompañan Belkis Garda, Gustavo Fonseca, Lucas Cavallo, Miriam Acosta, Mónica Aguilera, Juan Balastegui y Lucas Balián.
El grupo que lidera Miguel Nicolás, Fuerza Renovadora, lleva a Analía Romero, Javier Lafuente, Héctor Carranza y Cristina Marchisio.
Morena colocó a Juan Negri, el hijo del máximo referente del sector, el diputado nacional Mario Negri.
El PRO lleva a los dirigentes Abelardo Losano y Aníbal de Seta, mientras que la Coalición Cívica-ARI a Laura Sesma.
La distribución de posibles ediles hará que, en caso de una victoria, Mestre tenga que negociar con otros referentes el paso por el Concejo Deliberante de las principales ordenanzas.

Méndez con incorporaciones juecistas y K

El periodista Tomás Méndez presentó hoy la lista que lo acompañará en su primera incursión en la política partidaria. Luego de formar parte del sistema político cordobés por más de una década desde su rol de comunicador, Méndez intentará disputar la Intedencia cordobesa.
Lo hará acompañado del empresario kirchnerista Marcelo Pascual, quien resignó su propia candidatura para acompañar a Méndez. Además, en la lista de concejales del Movimiento ADN (nombre que hace alusión a su programa de televisión) figuran María Eugenia Reales, el apoderado del partido APEC, David Urreta, el comunicador Santiago Gómez, María Eugenia Terre, el exconcejal y cuñado de Luis Juez, Claudio Sucheki, y el humorista sindicado en el “proyecto nacional y popular” Max Deluppi.

El FIT apuesta a los jóvenes para la Intendencia

Los partidos del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, que a nivel nacional se enfrentarán entre sí en las primarias, consensuaron una lista única para los comicios municipales. Tras un exitoso 10 por ciento obtenido en el departamento Capital en las elecciones provinciales, la izquierda se entusiasma con lograr el hito de tener un concejal en Córdoba.
Encabezará las candidaturas el militante del Partido de los Trabajadores Socialistas, Javier Musso, acompañado en la fórmula por Cintia Frencia, del Partido Obrero; el primer candidato a concejal es Carlos Baez de Izquierda Socialista. En caso de obtener una sola banca en el Concejo Deliberante, utilizarían su ya tradicional sistema de rotación de bancas entre los tres partidos.