Aguad rompe acuerdo con Macri (De Loredo enfrenta a Mestre)

Por Alejandro Moreno
[email protected]

p7El acuerdo cerrado por Mauricio Macri con Oscar Aguad y Ramón Mestre en Buenos Aires, por el cual el primero iba de candidato a gobernador y el segundo a intendente, entró en crisis ayer a la tarde. En la Casa Radical, Rodrigo de Loredo presentó una lista para competir contra Mestre en la interna radical prevista para el domingo 19.
De Loredo es la mano derecha de Oscar Aguad y estuvo en el cuadro de honor de los agradecimientos del candidato a gobernador en el discurso del domingo a la noche (en el cual, ¿casualmente? se omitió a Mestre).
De Loredo recorrió la ciudad desde que asumió como legislador provincial en diciembre de 2011, y al poco tiempo reconoció que quería disputar la candidatura a intendente en 2015. Pese a ello, sorprendió en la UCR que ayer llevara a la Junta Electoral la lista de la agrupación aguadista Marea Radical (la de Mestre es Confluencia) porque se consideraba vigente para todos el pacto ordenado por Macri. El aguadismo es el representante del macrismo en Córdoba y podía esperarse que no fuera traumática la interna municipal.
“A mí nadie me pidió que renunciara a nada”, dijo ayer De Loredo, quien considera que no rompió ningún pacto.
En el mestrismo ayer bramaban contra De Loredo, pero la ira mayor era contra Aguad, a quien acusaban de pretender provocar una ruptura con el PRO para causar la derrota en la elección municipal del 13 de septiembre.
De todos modos, recuperaban la calma cuando aseguraban que Mestre se había comunicado con Macri y con Emilio Monzó, el operador del PRO en Córdoba, y que quedaba ratificada la alianza, con Felipe Lábaque de candidato a viceintendente.
De esta manera, subrayan, el candidato de Aguad iría a una interna contra el candidato de Macri (Mestre) que sumará en la general a un dirigente del PRO (Lábaque), como compañero de fórmula.
La interna del domingo 19 parece una formalidad, porque hay muy poco tiempo para organizarla. Pasó algo parecido con la provincial, que quedó sin efecto entre las amenazas de Aguad de ir por afuera si lo sometían a esa prueba, y el posterior rechazo a la lista de candidatos a legisladores de Identidad Radical (becerrismo).
Las listas de Confluencia y de Marea Radical tienen espacios en blanco para completar luego con dirigentes de otras listas y de los aliados en Juntos por Córdoba.
Los mestristas descalifican a De Loredo argumentando que sólo quiere presionar para ganar concejales en la lista única. Pero recuerdan que él tuvo la lapícera para armar la nómina de candidatos a legisladores, así como a ellos les correspondería la de concejales. También, sospechan que estaría ya en disputa la presidencia de bloque de la próxima Legislatura
En los próximos días sobrará tensión en la Casa Radical.
El botín es el 37,8 por ciento que obtuvo Juntos por Córdoba en la ciudad de Córdoba. Sobre el cierre de la campaña, como publicó Alfil, se esperaba una recuperación de la alianza opositora en la ciudad de Córdoba. Los mestristas sostienen que sin su aparato y la imagen del intendente no hubiera sido posible ese resultado. Los aguadistas, en cambio, señalan que encuestas propias indicaban una brecha de diez puntos entre la intención de voto de Mestre y lo que se recogió el domingo. Y aquí replican los mestristas: si va De Loredo a una interna sufrirá un escarmiento.

La noche del domingo
La distancia entre Aguad y Mestre quedó expuesta en la noche del domingo, cuando el candidato a gobernador esquivó la Casa Radical y concentró toda su actividad en un boliche céntrico. Mestre no fue allí y sí a Río Segundo, para festejar con el intendente Javier Monte, y luego a la Casa Radical, a seguir los números del escrutinio provisorio con Mario Negri. En el discurso, Aguad hizo una lista de agradecimientos que no incluyó a Mestre.
Por la noche, fuera de cámaras, ambos se encontraron con Luis Juez y otros dirigentes de la alianza en el hotel Windsor.
Ayer, ambos trataron de restarle importancia al desencuentro y a la omisión, tratándolas de, apenas, un problema de agenda y un lapsus.
En el acto por el aniversario de la fundación de la ciudad, Mestre dijo que no está enojado: “En absoluto. Oscar me ha nombrado durante toda la campaña”.
Además, justificó su ausencia en ese momento. “Había estado hablando con Oscar y le manifesté mi intención de ir a saludar a Javier Monte, que retuvo la intendencia en Río Segundo. Mi intención era ir y volver, pero Oscar me llamó cuando estaba regresando y ya no había tiempo, lamentablemente no pude llegar para la conferencia final”, expresó en declaraciones a Cadena 3. Por otro lado, reflexionó sobre el resultado en la ciudad de Córdoba, donde ganó la alianza. “Sería una falta de respeto decir que los votos de la ciudad son míos. Que se haya ganado en la ciudad, no significa que somos los responsables absolutos del triunfo. Los candidatos hicieron una gran campaña”, manifestó.
Por su parte, Aguad calificó a su olvido como “una omisión involuntaria”.
Sin embargo, volvió a subir la temperatura de la interna cuando acusó a los intendentes de no pegar sus elecciones locales con la de gobernador. La crítica incluye a Mestre, aunque en un subibaja emocional aseguró que no tiene “quejas para nadie”.