Enroque corto

Emokirchnerismo con disidencias musicales

2015-07-01_EMO_KEl periodista recorría los bares adyacentes a las dependencias nacionales donde se reúnen lo más granado de la militancia nacional y popular. Previsiblemente, encontró al Kirchnerista Emo con cara de preocupación.

Periodista: ¿Qué le pasa que anda con ese gesto adusto?

Kirchnerista Emo: Siéntese que tengo que hablar con alguien.

P.: Si invita el café no tengo problema.



K.E.: Siempre buscando el interés material.

P.: No empiece con la moralina. ¿Qué le pasa?

K.E.: Usted sabe que nosotros somos soldados de la jefa.

P.: Si, durante estos años me lo dejaron claro cantándolo todos los santos días.

K.E.: Así construimos nuestra identidad, recuperamos las banderas, la mística.

P.: Me hubiera encantado que lo hubieran hecho sin transmitirlo por cadena nacional.

K.E.: Usted no se banca la alegría juvenil. Nosotros estamos contentos de ser nacionales, populares, latinoamericanos.

P.: En fin. No entiendo su tristeza.

K.E.: No se apure. Nosotros somos compañeros de Evo, Chávez, Correa…

P.: Pare por favor, no tiene que relatarme de memoria Las Venas Abiertas de América Latina. Dígame que le pasa.

K.E.: Nosotros acatamos sin chistar las órdenes de Cristina. Nos bancamos que baje a Randazzo y que Scioli sea el único candidato.

P.: Ya que sigue con las obviedades voy a pedir otro café. A su cuenta, por supuesto.

K.E.: Pero hay cosas que son un límite.

P.: Veo que nos estamos acercando.

K.E.: Nosotros escuchamos a Silvio Rodriguez, a Ignacio Copani, a Teresa Parodi. Artistas comprometidos.

P.: Me quedo solo porque no sé qué tiene que ver eso con su depresión.

K.E.: ¿Escuchó la canción de campaña de Scioli?

P.: No.

K.E.: Se llama el Himno de la Victoria.

P.: No veo que le puede molestar.

K.E.: ¡Lo canta Ricardo Montaner!

P.: Bueno, es un hermano nuestroamericano.

K.E.: No me cargue, es un antichavista convencido, un cipayo, ¡un pitiyanqui!, como decía el Comandante Chávez.

P.: Bueno, no se ponga mal. Es el sciolismo, tiene que adaptarse a su estética menos ideológica.

K.E.: El problema es que lo escuché a la mañana y no lo puedo parar de cantar. Es muy duro para mí.

Juez y la sorpresa de Gill

Luis Juez habló con El Diario de Villa María y dejó algunas de sus habituales perlitas. Un juecista se lo contó al periodista, muy entusiasmado y divertido por las ocurrencias de su jefe.

Juecista: Luis dio una entrevista como cierre de campaña, podríamos decir. Aclaró que de ninguna manera se ha peleado con Oscar Aguad…

Periodista: Aunque después de las declaraciones de Juez contra los radicales se los vio juntos sólo cuando vino el gran jefe Mauricio.

J.: Bueno, pero él dijo que está todo bien y yo le creo.

P.: Lógico para usted. Pero no se olvide que hasta dijo que él era mejor candidato que Aguad.

J.: En la entrevista al diario villamariense, Luis criticó a Juan Schiaretti por esconderse durante la campaña. Y, por supuesto, le pegó a Eduardo Accastello, acusándolo de repartir bolsones en los barrios más pobres de la ciudad de Córdoba. A Accastello, en realidad, lo alquiló. Porque también quiso herirlo con la designación del candidato a intendente de Villa María.

P.: Martín Gill.

J.: Claro. Le preguntaron si le había sorprendido, y él contestó que “los primeros sorprendidos fueron los propios del accastellismo ya que desde el Gobierno nacional le impusieron el candidato”.

Calvo, ¿también ministro de Schiaretti si gana?

Una de las posibilidades de esta elección es que Juan Schiaretti sea otra vez gobernador. Y en ese sentido, en el PJ hay mucho movimiento, porque ahora todo lo que huele a delasotismo debe reacomodarse. El periodista vio un comunicado de campaña de Unión por Córdoba y algo le llamó la atención. Por eso, habló con un dirigente peronista abocado a la campaña.

Periodista: Anoche me enteré que Schiaretti prometió una autovía de 8 kilómetros entre Almafuerte y Río Tercero, de doble calzada.

Dirigente Peronista: Si, fue en un acto tuvo lugar en el auditorio de la Cooperativa de Servicios Públicos de Río Tercero.

P.: También supe que al acto lo efectuó el ministro de Infraestructura, Manuel Calvo.

D.P.: ¿Y?

P.: Calvo es del departamento San Justo, delasotista, “competencia” de Martín Llaryora. Además, un dirigente de corta edad, como el candidato a vicegobernador…

D.P.: Observa bien. Pero, ¿usted quiere preguntarme algo?

P.: Espere que sigo el razonamiento.

D.P.: Lo escucho.

P.: Schiaretti llegó al sitio, escuchó atentamente a Calvo, lo aplaudió mucho, lo trató muy bien en público y después hizo mandar un comunicado a la prensa citándolo a Calvo en lo referido a la autovía. Pregunto: ¿está Calvo en los planes de Schiaretti?

D.P.: Sí, parece que está.

P.: ¿Ministerio?

D.P.: Es muy probable. Felicidades por la perspicacia.

Gremialistas sciolistas

p02-1El peronismo es muy hábil en sus capacidades para encolumnarse detrás del poder. La rama gremial del PJ entiende a la perfección de estas artes y ya está alineándose con la fórmula presidencial de la Casa Rosada. Una comitiva de dirigentes cordobeses viajó ayer hasta Capital Federal para refrendar esta alianza. Los titulares de las carteras laborales de la Nación y la provincia de Buenos, Carlos Tomada y Oscar Cuartango, respectivamente, recibieron a Walter Franzone (Call Center), Juan Monserrat (UEPC),  Raúl (Bancarios), Raúl Ormella (Obra Social de Universitarios) y Marcelo Bertorello (Aeronaúticos).