Para Juez, la gente lo extraña de candidato (torpedea a Aguad)

2015-06-23_AGUAD_JUEZ_webEl jefe de campaña de Oscar Aguad, Luis Juez, volvió a torpedear al candidato a gobernador de la alianza UCR-PRO-juecismo-Ucedé.
En declaraciones a Canal 10, Juez criticó el estilo opositor de Aguad, en la misma dirección que lo hiciera el lunes la diputada negrista Patricia De Ferrari. Pero fue más allá: dijo que los cordobeses podrían extrañarlo a él como candidato a gobernador.
“Cada vez que tuvimos la posibilidad de ser candidato a gobernador pusimos la campaña a un nivel de confrontación, en el buen sentido de la palabra, de debate, de discusión. Te podrá gustar o no, pero nosotros instalábamos dos o tres temas por semana con los que lo obligábamos a debatir al poder”, afirmó.
Luego, con una sonrisa, disparó sobre Aguad: “Capaz que los cordobeses terminen extrañando a Luis Juez candidato a gobernador, ¿no?”.
Juez suele victimizarse argumentando que realizó un renunciamiento histórico de su candidatura a gobernador para facilitar la alianza opositora al delasotismo. Sostiene que ése era su sueño, porque quería tomarse una revancha directa con Juan Schiaretti, al que acusa, sin pruebas, de haberlo derrotado con fraude el 2 de septiembre de 2007.
Su presunto paso al costado (que terminó por permitirle ocultar su verdadero y disminuido caudal electoral) fue recompensado generosamente con la reelección en el Senado de la Nación, desde cuya banca mantiene a decenas de militantes del Frente Cívico.
Tan pronto como se largó la campaña y las encuestas comenzaron a sugerir la derrota de Aguad, Juez inició el proceso de despegue. Advirtió, por ejemplo, que si se pierde no será por su culpa. Más tarde, acusó al radicalismo, en especial a los intendentes, de no acompañar al candidato.

Conquistar el poder
Juez aconsejó a Aguad: “Al poder hay que chocarlo para poder obligarlo. Al poder hay que confrontarlo. Al poder no se lo hereda, salvo en las monarquías. Hay que conquistarlo, buscarlo, transpirarlo. Es como en el fútbol, que los partidos trabados se resuelven con una genialidad o con muy mucho esfuerzo”, graficó.
Para el estratega de Aguad, “la campaña electoral es fría, no atrae”.
“En la calle noto que es una elección complicada, difícil, congelada. Pero estos últimos diez días ha calentado. El 70 por ciento de los entrevistados dice que todavía no ha definido el voto, y de ellos, el 60 por ciento quiere cambiar. Por ello, si logramos calentar la campaña, hay una expectativa importante”, concluyó.