Lifschitz ganaría Santa Fe y PRO reconfigura estrategia nacional

tlam-santa-fe-14-06-2015_416945En las próximas horas se conocerá el resultado final de las elecciones provinciales en Santa Fe, y todo parece indicar que la brevísima ventaja del Frente Progresista prevalecerá sobre el PRO, posibilitando la permanencia del partido de la flor en la conducción provincial.
El sábado el kirchnerismo, quien llevaba como cabeza de nómina al rafaelino José Omar Perotti, reconoció su derrota y ponderó la buena elección que hizo (menos de 5% de diferencia con los que disputaban voto a voto los comicios).

Pero nos interesa detenernos en lo que esto implica para la pugna por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y para las presidenciales.

Jefatura de gobierno porteño
Hay primero que decir que la provincia de Santa Fe era el único distrito, sin contar la Ciudad de Buenos Aires, donde el macrismo tenía expectativas de ganar una elección local concurriendo sin alianzas con otros partidos.
La postulación del humorista guarro Miguel del Sel era la oportunidad macrista para demostrar que el fenómeno PRO tenía chances de florecer en un contexto local diferente a la Capital Federal. Hizo una buena elección, pero, sin embargo el sado no es tan positivo porque en las PASO el ex Midachi había ganado. Así, de ser presidente.
Para los enrolados en el “ala purista” encabezada por Jaime Durán Barba, una victoria hubiera fortalecido su posición con respecto al “ala política” encabezada por Emilio Monzó. Pero no fue así y por eso, leyendo esto que se venía, es que Macri eligió rápidamente a Gabriela Michetti como su candidata a vice, pero no solo como jugada para disputarle a Scioli la presidencia, sino también para evitar perder la Jefatura de Gobierno de Buenos Aires.
¿Por qué? Sucede que allí los encuestadores habrían detectado una diáspora de votos de Horacio Larreta (candidato del macrismo puro) hacia el candidato de ECO, Martín Losteau. Y entonces, darle un lugar de gran visibilidad a Michetti, que no cautiva al voto purista del PRO sino que también llega a electores más “progre”, le permitiría contener el crecimiento del ex Ministro de Economía kirchnerista convertido a opositor y bendecido por Elisa Carrió.

Presidenciales
Si bien el desempeño de Miguel del Sel fue muy importante, los datos finos de la elección exhiben las debilidades del PRO. En el tramo de diputados provinciales, el actual gobernador Antonio Bonfatti superó al candidato macrista Roy Lopez Molina por más de veinte puntos, otro tanto se dio en el senado provincial donde las bancas se repartieron exclusivamente entre el Frente para la Victoria y el Frente Progresista.
En las ciudades más importantes tampoco tuvo éxito el partido del jefe de gobierno porteño. Tanto en Rosario, donde apostaron fuerte, como en Santa Fe capital ganaron los candidatos del oficialismo provincial. Carlos Reutemann, principal aliado del PRO, lo resumió en forma tajante: “estamos sin apoyo en la legislatura y sin representación distrital” señaló sin pelos en la lengua.
En este contexto, nuevamente la postura purista de Durán Barba tuvo que ceder, y nuevamente, explicamos de esta manera la aparición de Michetti como vice de “Mauricio y vos”. Se piensa que con ella puede darse una imagen aperturista que está limitando al actual mandatario porteño frente al crecimiento de Scioli.