El radicalismo arrasa en Mendoza



alfil08-09.inddLa fórmula del Frente Cambia Mendoza triunfó por amplio margen en las elecciones de gobernador que se celebraron en Mendoza. La tendencia que se expresó en las primarias se confirmó en el día de ayer.
Al cierre de esta edición, el binomio integrado por Alfredo Cornejo y Laura Montero obtenía cerca de 15 puntos de diferencia por sobre la del oficialismo, integrada por los peronistas Adolfo Bermejo y Diego Martínez Palau. El candidato del Frente para la Victoria reconoció la derrota antes de que se publicaran los primeros resultados oficiales.
Con el triunfo, la UCR mendocina coronó un proceso de fortalecimiento iniciado hace algún tiempo. En primer lugar, consiguió la unidad partidaria. Cornejo logró constituirse en el candidato de consenso en una provincia donde conviven Julio Cobos y Ernesto Sanz, adversarios internos que polarizaron en su partido hasta la recordada convención de Gualeguaychú. A pesar de esta situación, ambos dirigentes pudieron construir una propuesta de unidad. A Cornejo (considerado más cercano a Sanz) se le sumó la cobista Laura Montero equilibrando, de esta manera, las cargas internas.
Por otro lado, el radicalismo mendocino pudo encolumnar detrás de sus candidatos a la casi totalidad de las fuerzas de oposición. El Frente Cambia Mendoza reúne tanto al macrismo y el masssismo como al Partido Socialista, Libres del Sur y el viejo Partido Demócrata. Esta estrategia evitó la dispersión electoral y permitió polarizar con el peronismo obteniendo un elevado porcentaje.
Si bien Cornejo apoyó la propuesta de concurrir a las PASO en un acuerdo con Mauricio Macri y Elisa Carrió, como proponía Sanz, consiguió integrar al massismo provincial en la alianza. Durante la campaña no permitió que la disputa entre el jefe de gobierno porteño y el intendente de Tigre resquebrajara su proyecto local.
En el día de ayer, el gobernador electo agradeció los apoyos de todos los dirigentes opositores pero aclaró su apoyo a la candidatura de Ernesto Sanz. Mauricio Macri felicitó al radicalismo por la victoria y elogió a los dirigentes mendocinos.
De esta manera, la elección mendocina se convierte en la primera en la que cae derrotado un oficialismo provincial. El resultado es una buena noticia para la alianza Cambiemos, integrada por Ernesto Sanz, Mauricio Macri y Elisa Carrió.
Habrá segunda vuelta en Tierra del Fuego
La candidata del Frente para la Victoria Rosana Bertone aventajaba al candidato radical Federico Sciurano en las elecciones por la gobernación de Tierra del Fuego pero no llegaba al 50% necesario para evitar el balotage.
Con el 13,90% de las mesas escrutadas, sobre un total de 410 habilitadas, la formula Bertone-Arcando del Frente Para la Victoria obtenía el 42,06 y mientras que el binomio de la alianza UCR-MPF integrada por Sciurano-Boyadjian sumaba el 32,41 por ciento de votos.
En tanto, el candidato por Nuevo Encuentro Osvaldo López se ubicaba tercero con el 8,19 por ciento, mientras que Roberto Crocianelli, del oficialista Partido Social Patagónico, sumaba el 6,90 por ciento de los sufragios.
De confirmarse estos resultados, los candidatos más votados dirimirán la compulsa el domingo que viene en la segunda vuelta.