Previsible: UPC impuso localía a Massa en listas nacionales



carlos caserio_001Mientras José Manuel de la Sota y Sergio Massa se batían a duelo, el PJ cordobés depositó en Buenos Aires durante toda la semana pasada a sus principales armadores para cerrar las listas de diputados y senadores con el massismo. Aunque el líder del Frente Renovador especuló hasta último momento con el anuncio de su compañero de fórmula, UNA (Unidos por una Nueva Alternativa) conjugó su objetivo sin problemas y logró boletas únicas para el tramo de legisladores para todos los distritos.
Tal como se esperaba, Córdoba no fue la excepción y contó con la presencia mayoritaria de dirigentes peronistas locales y socios de Unión por Córdoba. Previsiblemente, el PJ cordobés impuso su localía y le cedió un par de lugares para los massistas, que recién tienen a su primer representante en el puesto número 4 en la lista de diputados nacionales.
La empresa presidencial de De la Sota indica que el PJ jugará fuerte en la PASO. Pero el ingreso de los legisladores nacionales depende de la performance de UNA en las generales de octubre. Ese capítulo es aún distante.

Senadurías
Desde 2009 que el peronismo no cuenta con un senador propio en la cámara Alta. La fallida empresa de Eduardo Mondino, le privó al PJ de mantener la banca. Con la campaña presidencial de UNA como anabólico, podría recuperarla. Los sondeos indican que Mauricio Macri es el candidato que mayor intención de voto tiene en la provincia por amplia ventaja. Le siguen De la Sota y Daniel Scioli.
En el tramo de senadores el peronismo cordobés puso a dos nombres con profundas raíces en el partido. Carlos Caserio es el elegido para encabezar esta lista. Se trata de un hombre de plena confianza del justicialismo que además juega en las ligas grandes de la política nacional.
De alcanzar la Senaduría, Caserio podría convertirse en un nexo para recomponer la relación de entre la Nación y la Provincia. Su pasado como uno de los presidentes del bloque de diputados durante el gobierno de Néstor Kirchner lo posiciona como un experto embajador para esa tarea. Desde el PJ vislumbran un escenario con Juan Schiaretti en El Panal y Scioli en la Casa Rosada, como contexto político para retomar el diálogo interrumpido desde hace años por el kirchnerismo.
El segundo nombre en la lista de senadores sorprendió. La exministra de Educación de la Provincia Amelia López fue ungida como aspirante a la cámara Alta. De extracción delasotista, la exfuncionaria ya tuvo un paso por el Congreso, en 2006 asumió diputada nacional.

Diputaciones
En el tramo de diputados nacionales, el PJ provincial también impuso –lógicamente- su voluntad. Juan Carlos Massei, un hombre del riñón de Schiaretti encabeza este tramo de la boleta. En una eventual segunda gestión de Schiaretti, el hombre de Monte Buey podría retornar al gabinete. Lo que hace más cotizables los lugares medios de la lista.
En segundo lugar, Adriana Nazario. Su inclusión en la nómina era un secreto a voces dentro del peronismo. Pero hasta el sábado por la noche no se sabía su ubicación. Le sigue Juan Brugge; el director del Banco Provincia es el titular de la Democracia Cristina, partido que habilita el sueño presidencial de De la Sota.
En el cuarto lugar recién aparece el primer massista, Carlos Garetto. Olga Riutort procuró incluir a Miguel Siciliano en este espacio, pero no tuvo suerte.
Durante el armado de las boletas, otros nombres que parecían tener un lugar asegurado dentro de las listas pero finalmente no se comprobaron. Se especulaba con la posibilidad de que la vicegobernadora Alicia Pregno ocupara uno los primeros puestos en la lista de diputados. También se barajaba a Walter Saieg para una diputación.