Listas para el Congreso confirman malestar en la UCR



mario negri2 001El cierre de las listas de candidatos a diputados y senadores nacionales, y de legisladores al Parlasur, ocurrió dentro de lo pautado en la alianza macrismo-radicalismo-juecismo, aunque con un sesgo a favor del PRO. Todo ello, de acuerdo con lo ordenado desde Buenos Aires por Mauricio Macri.
El radical Mario Negri y el “juecista” Luis Juez encabezarán las listas al Congreso, mientras que el itinerante Néstor Roulet es el candidato al Parlasur.
Las listas confirmaron el malestar en el radicalismo con las negociaciones aliancistas. Si las cosas salen mal, a las cuentas las deberá pagar Oscar Aguad.
En el tramo de diputados, la UCR conservará lo que había ganado en 2011, siguiendo así lo establecido en el acuerdo nacional con el macrismo.
En 2011 la UCR ganó dos bancas, y de acuerdo con las estimaciones para la elección de octubre, la alianza Cambiemos obtendría cuatro, de las cuales dos serían para radicales.
Los radicales expectables en la lista son Mario Negri (en el primer lugar) y la mestrista Olga Rista (en el tercero). Mucho más abajo aparece Emilia Calvo (octava). El PRO tiene dos candidatos con posibilidades: Javier Pretto (segundo) y Nicolás Massot (cuarto). Luego, está Oscar Carreño (sexto). Elisa Carrió ubicó a Leonor Martínez (quinta) y José Ignacio Vocos, dirigentes del sector minoritario de la Coalición Cívica-ARI.
Para el Senado, tal como estaba previsto, Luis Juez es el primer candidato y la macrista (ex ucedeísta) Laura Rodríguez Machado la segunda. Curioso que compartan el mismo espacio el denunciador de la gestión de Germán Kammerath y una de sus funcionarias.
En este segmento, la UCR pierde el senador que ganó en 2009, por lo que se viola el acuerdo nacional.
Finalmente, Néstor Roulet es el candidato a legislador del Parlasur. Roulet fue candidato a vicegobernador de la UCR en 2011 y candidato a diputado nacional por el PRO en 2013. Ahora, por la alianza, consiguió su tercera candidatura consecutiva, por lo que podría alardear de poseer una potencia electoral que se le desconoce.
El cierre de listas, el sábado por la noche, no hizo más que confirmar el enojo de la mayoría de la UCR con Aguad, al que se acusa de empujar al partido a una alianza inconveniente.
En las últimas horas hubo una reunión de dirigentes radicales en el estudio de Aguad, sobre calle Vélez Sarsfield, en el que se escucharon críticas a la campaña, de claro signo macrista.
“Massa fue más duro con De la Sota que vos con Schiaretti”, fue una de las observaciones.
Aguad habría explicado que debe ser cauteloso porque un tercio de los votantes de Schiaretti son posibles votantes también de Mauricio Macri. Y la elección nacional, se sabe, es la piedra angular de la estrategia.
En los últimos días circularon algunas encuestas en las que el kirchnerista Eduardo Accastello aparece en el segundo lugar, por encima de Aguad.
Ni siquiera los radicales no aguadistas creen que eso sea posible, pero alertan por un flaco rendimiento de la fórmula aliancista.

Esta semana, Macri
Las expectativas de los aguadistas están concentradas esta semana en la aparición de spots televisivos con la presencia de Mauricio Macri pidiendo a los cordobeses el voto por la alianza opositora al delasotismo.