El “costo Córdoba” otra vez en el banquillo

Por Gabriela Origlia

18 oscar aguad 08-08En el marco de la campaña electoral provincial el concepto del “costo Córdoba” volvió al centro del escenario. Mientras el candidato de la triple alianza, Oscar Aguad, y el del kirchnerismo, Eduardo Accastello usan el argumento para atacar, el oficialista Juan Schiaretti asegura que las críticas no se ajustan a la realidad.
Aguad sostiene que entre las medidas a instrumentar para que Córdoba no sea la “más cara del país” figuran la eliminación de la tasa vial, la disminución de Ingresos Brutos, la optimización del gasto burocrático y la reducción del valor de los peajes en un 50%.
“Aliviar la carga de tributos que pagan los cordobeses y optimizar el gasto, manteniendo los programas de gestión y el empleo estatal, nos permitirá devolver el 82% móvil a nuestros abuelos y a su vez aumentar nuestra recaudación”, insiste.
Afirma que mientras “menos pesada” es la carga de los tributos “más gente se pone al día, hay menos morosidad, mayor voluntad de pago y a su vez se radican las inversiones que nos permiten recaudar más y mejor fondos públicos para ejecutar programas concretos de gobierno”.
También Accastello, líder de Córdoba Podemos, ratifica la “necesidad de bajar el costo Córdoba” y se compromete –de asumir como Gobernador- a eliminar la tasa vial y de reducir el 30% el costo de la energía eléctrica a los pequeños y medianos productores, empresarios y a los sectores comerciales y de servicios.
Aunque Schiaretti no salió todavía directamente a responderle a sus contrincantes, desde su equipo de campaña afirman, respecto de Ingresos Brutos, que el problema no es el nivel de las alícuotas sino “el festival de aduanas internas que hay en el país y que multiplican el costo para los empresarios”.
En esa línea su idea –la que, aseguran, fue conversada ya con representantes de las principales jurisdicciones del país- es reemplazar este tributo (que tiene “efecto cascada”) por un IVA provincial. El esquema es el que rige en Brasil.
Los cálculos que hacen es que un IVA provincial con una alícuota de entre el 10 y el 12 por ciento permitiría eliminar IIBB en las provincias grandes sin aumentar la presión fiscal y sin impactar en las recaudaciones. Si la alícuota fuera del 17% habría que bajar el nacional y sólo coparticipar IVA a las provincias chicas. El sistema se instrumenta a través del convenio multilateral.

Los otros componentes
Respecto del costo de la energía, Unión por Córdoba plantea que Córdoba paga igual que Santa Fe y Tucumán y que en esos distritos –si en algún momento se levantan los subsidios- las tarifas subirán 115% mientras que en el resto (más beneficiado por las transferencias) deberán multiplicarse por cinco.
Para la tasa vial –donde la pelea con la Nación ya llegó a la Corte Suprema-, también hay defensa. Además del argumento de que se creó para compensar los fondos que no gira el Gobierno central plantean que se compensa con la menor valuación fiscal con la que se calcula el Inmobiliario Rural y que, dicen, no se modificará hasta ver qué resuelve la Nación respecto a Bienes Personales, Ganancias y retenciones.
A modo de ejemplo indican que mientras que la valuación fiscal de una hectárea en Marcos Juárez es de $ 389; en San Lorenzo (Santa Fe) alcanza los $ 2.776 y en Diamante (Entre Ríos) llega a $ 6.170.

Nacional
La promesa de rebaja de impuestos es uno de los ejes del discurso de José Manuel de la Sota en su campaña como precandidato presidencial. Insiste en que puede comprometerse “con los argentinos” a reducir el 30% la presión fiscal porque ya lo hizo en Córdoba.
Un trabajo del Centro de Investigaciones Participativas en Políticas Económicas y Sociales (Cippes) plantea que si bien es cierto que al asumir bajó los impuestos, la presión tributaria aumentó en el tiempo y “hoy es casi el doble que en 1999”. Entre las causas menciona la suba de las alícuotas en Ingresos Brutos, la creación de fondos específicos y la tasa vial.