Kirchnerismo local anticipa discusión electoral pos 5/7

p05-1La campaña provincial copa la agenda política. La carrera por El Panal es el punto excluyente en todos los partidos que tienen los ojos puestos en el 5 de julio. Sin embargo, por el pequeño espacio que deja este tema, se cuelan otras discusiones, ahora secundarias, pero que reemplazarán a las actuales una vez que decanten los resultados electorales: la conformación de listas de diputados y senadores nacionales y la elección municipal. El kirchnerismo se anticipa a la primera.
La composición de las nóminas que acompañarán al candidato del Frente para la Victoria (FpV) que finalmente se imponga en las PASO –Daniel Scioli o Florencio Randazzo- tiene atentos a los dirigentes K cordobeses.
Si bien es cierto que aún es temprano para la discusión, en el kirchnerismo doméstico hay señales que auguran cuál será la próxima tensión, inherente a cualquier proceso de definiciones. Anticipándose al resto de los posibles aspirantes al Congreso, Haidé Giri anunció su precandidatura a senadora nacional.
Giri, quien ya integró la Cámara alta en el período 2003-2009 y que se desempeña actualmente como funcionaria nacional, lanzó ayer su precandidatura en auditorio de Luz y Fuerza Capital. “He decidido disputar la senaduría nacional y les pido me acompañen. No saldré a destruir, ni a cortar, ni a romper. Saldré a debatir las políticas nacionales y provinciales desde mi pertenencia al Frente para la Victoria y a Unidos y Organizados”, afirmó la dirigente.
Pero no es el único nombre anotado. El sábado 17 de mayo, en un acto en el club Hindú, Eduardo Accastello había anticipado cual era su voluntad sobre este tema y señaló a uno de sus hombres de confianza, Martín Gill, como su favorito para integrar la lista de senadores. Obviamente son palabras calculadas del aspirante a la Gobernación, quien tiene el respaldo de la Casa Rosada para su candidatura.
El diputado nacional se encuentra en una encrucijada. Su nombre también es una referencia para Villa María, donde habrá elecciones el 2 de agosto, un mes después de la provinciales. El fin de semana pasado, en un acto en esa ciudad, Gill no descartó la posibilidad de competir por la municipalidad del sureste provincial.
“No hay ninguna definición a nivel nacional ni local. Ha habido ofrecimientos, pero sólo eso. No es sencillo resignar una candidatura nacional. Y también es cierto que no hay orgullo más grande que ocuparse de la ciudad donde uno ha nacido”, señaló el ex secretario de políticas universitarias de la Nación.
Punto seguido, Gill, uno de los jefes de campaña de Córdoba Podemos aclaró: “No es solo una cuestión de voluntad. Entiendo que hay dejar de lado los intereses personales y pensar en los proyectos”. Las palabras del diputado nacional coinciden a la perfección con el verticalismo que predica la Casa Rosada.
De todas maneras, tal como ha sucedido cada vez que el kirchnerismo ha tenido que definir asuntos importantes, la decisión final depende exclusivamente de Balcarce 50.

Villa María
No obstante, la posibilidad de Gill de suceder a Accastello no es directa. En Villa María hay otros tres anotados para competir por la Intendencia: Héctor Muñoz, Nora Bedano y José Carignano. Los primeros integran la lista de legisladores de Córdoba Podemos, lo que desactivaría sus intenciones de concurrir por la ciudad.
Muñoz ocupa el noveno lugar en la nómina por distrito único, mientras que Bedano es la candidata por el departamento San Martín. Por simplificación, el actual Jefe de Gabinete de Villa María, Carignano es el otro dirigente que tiene aspiraciones a llegar a la Intendencia.