Cambios en la cúpula policial (De la Sota prioriza seguridad)

KD9L0229
Foto: Paul Amiune

El Gobierno Provincial decidió hacer cirugía mayor en la conducción de la Policía de Córdoba. Los jefes pasados a retiro son el Director General de Investigaciones Criminales, Miguel Oliva; el jefe de la Policía Caminera, Daniel Moroldo; Miguel Casteló, titular de las Departamentales Sur y Abel Díaz, de las departamentales Norte. También fue reemplazado el subjefe Héctor Laguía por el comisario mayor Mario Tornavaca.
Por su parte, Casteló será remplazado por Dante Herrera, comisario mayor proveniente de Villa de María del Río Seco. El jefe de la Departamental Vila Carlos Paz, Jorge Quevedo asumirá al frente de Investigaciones Criminales. Por Moroldo quedará el segundo de la Caminera, comisario mayor Sergio Osés. Los nuevos integrantes de la Plana Mayor asumieron en el día de ayer durante una ceremonia que se celebrará en la Central de Policía.
Suárez, que se mantiene en el máximo cargo, sostuvo que con la “oxigenación” se busca una “mayor dinámica de aquí a fin de año”. Las razones políticas del movimiento se encontrarían en la necesidad de reforzar la implementación del nuevo plan que es considerado una prioridad por el gobernador José Manuel de la Sota.
El mandatario provincial lanzó hace una semana en el Centro Cívico el plan “Córdoba más segura” que contempla la creación de la Policía de Pacificación, la incorporación de 1.768 efectivos, 130 móviles para zonas rurales, 15 comisarías móviles, 1.200 cámaras de seguridad que se controlarían desde un centro de monitoreo, 15 comisarías móviles en zonas rojas, aplicaciones para smartphones y alarmas comunitarias.
Por otra parte, De la Sota venía cuestionando en duros términos la política de seguridad del Gobierno Nacional. En la fuerte polémica que mantuvo con Sergio Berni sostuvo que el gobierno kirchnerista no cumplía con sus responsabilidades y que se limitaba a “hacer show”. En ese sentido, el gobernador no ha dudado en calificar como “ficción de seguridad” a lo realizado durante la década kirchnerista e incluso cargó contra la creación de nuevas policías.
Como gesto, el gobernador de la provincia confirmó la realización del superclásico entre River y Boca pactado para el 9 de junio a pesar del escándalo ocurrido en el último encuentro realizado en la Bombonera. El desafío tiene por objeto contrastar con la incapacidad demostrada tanto por el ejecutivo nacional como por la policía metropolitana a cargo de la Jefatura de Gobierno de la Ciudad. “Nosotros garantizamos la seguridad para realizar el partido”, sentenció De la Sota hace unos días, al tiempo que señaló que “sería un gran ejemplo para el país que los dos equipos más grandes de la Argentina tengan un gesto de reconciliación”.
El conflicto policial de diciembre del 2013 fue una bisagra para la administración provincial. Al mismo tiempo, significó el quiebre definitivo con Cristina Fernández de Kirchner. Desde ese momento, la temática de la seguridad fue escalando posiciones hasta convertirse en la principal de las preocupaciones de la gestión. La atención permanente y los anuncios relacionados con el área específica así lo testimonian.
“Tenemos que proteger a la gente de bien y, a los delincuentes, aplicarles la Ley. El esfuerzo por la seguridad no es de un Gobierno, es de toda la sociedad”, dijo hace unos días el gobernador. Los hechos parecen ratificar su voluntad de privilegiar el tema en el último tramo de su gestión.

Por razones personales, Testa renunció al Ministerio de Infraestructura

Hugo Testa renunció al Ministerio de Infraestructura por razones estrictamente personales.
El histórico funcionario de los gobiernos de las gestiones de Unión por Córdoba atribuyó su alejamiento a razones estrictamente personales. En su lugar irá Manuel Calvo, y Verónica Bruera ocupará el Ministerio de Gestión Pública.
“Hace tiempo que venía analizando esto, hemos convenido la transferencia del Ministerio a Manuel Calvo que está capacitado para continuar.
El gobernador me ha pedido que lo siga acompañando, me ha ofrecido que continúe como asesor y así lo voy a hacer, soy un agradecido del peronismo”, dijo a Cadena 3 el funcionario.
“En la vida hay veces que hay que elegir, este es un equipo, es un gobierno, a quien le toque estar sentado en este sillón podrá continuar”, sostuvo y añadió: “He decidido estar a disposición de este Gobierno. No hay ninguna otra causa. Con el gobernador tengo una relación de muchos años. Descarto cualquier tipo de comentario. Me he hecho cargo cuando hemos cometido errores”.