Rebelión en UTA

Al cierre de esta edición, alrededor de 50 trabajadores de UTA mantenían ocupada una parte de la sede gremial. El secretario general del sindicato, Ricardo Salerno, afirmó que había sido tomado de “rehén por activistas que responden a Alfredo Peñaloza”, junto con otros delegados del oficialismo. Los chóferes pertenecientes a las empresas Coniferal y Autobuses Santa Fe –en menor medida- reclamaban por la inclusión al básico de $ 183 que están estipulados en el salario conformado.

Este pedido corresponde a la paritaria 2014, que llevó adelante Peñaloza, anterior titular de UTA. Actualmente el gremio atraviesa la negociación salarial. Salerno confirmó la intervención del Ministerio de Trabajo de la Provincia. Pero la discusión salarial depende de las esferas nacionales. Entrada la noche, el titular del gremio, que ya había realizado la denuncia ante la fiscalía para que los choferes desocupen la entidad, esperaba el accionar judicial.