Ersa desembarca en los interurbanos

La empresa Ciudad de Córdoba Sacif perdió sus recorridos en esta capital y ahora también los interubanos en toda la Provincia. Esta firma que operaba hace décadas tuvo grandes problemas societarios, gremiales y políticos que la llevaron a la ruina.
En ese marco, ayer se supo que a partir del 16 de mayo, fecha tope de operaciones para la mencionada prestataria, los tramos libres serán realizados por la correntina Ersa, que ya funciona en la ciudad por la licitación abierta por el intendente Ramón Mestre.
Por lo que trascendió, la permisión estaría sustentada a través de una concesión provisoria, hasta que se completen todas las formalidades y pasos burocráticos de la licitación de las rutas.
Según afirmaron desde el Panal, el trámite ya ha comenzado y se encuentra en rápido estado de avance, siendo la empresa de Juan Carlos Romero la única que se ha presentado.
El cronograma oficial establece que la apertura de los pliegos de licitación se realizará el 22 de mayo, es decir, en diez días.
La noticia fue confirmada por el secretario de Transporte de la Provincia, Gabriel Bermúdez, a través de los micrófonos de radio Universidad.
“Abrimos un proceso licitatorio. Si la empresa Ersa es la única que se presenta y reúne las condiciones, tendrá una concesión pero no un permiso precario. Mientras tanto, analizamos cuál será la solución que tendremos. Seguramente habrá servicios de emergencias, hasta que se sustancie la licitación”, afirmó el ex secretario de Economía de la Municipalidad.

Aumento trunco
Durante esta semana los empresarios del transporte nucleados en Fetap difundieron un informe en el cual aseguraban que la rentabilidad del negocio está por el piso y que la sustentabilidad es complicada. Es en vías indirectas redunda en una petición de aumento de boleto.
Sin embargo, la secretaria de Transporte provincial salió rápidamente a descartar cualquier posibilidad de incremento tarifario. De hecho, Bermúdez salió directamente a pedir que los empresarios sostengan la baja rentabilidad en épocas de vacas flacas.
“Hay épocas en que uno tiene una buena ganancia, como los últimos años del transporte. Pero tal vez este no sea el año. Y será un año en que tengan que renunciar a parte de su rentabilidad para compensar a alguien que no tiene subsidio”, sostuvo.
“Hay sectores que definitivamente no tienen subsidios. Por un lado, la gente que toma el colectivo; por otro lado, el empleado que cobra un sueldo y que cuando va al supermercado nadie le subsidia lo que cuesta cada producto de la canasta familiar”, concluyó.