Elecciones: los riesgos del “con todos”

DYN710.JPGNunca antes se vio en Argentina una oferta electoral tan amplia y en constante movimiento. La búsqueda de acuerdos es valiosa pero no debe impedir que las propuestas de cada partido –o frente, según el caso– estén claramente identificadas. La confusión, a partir de la mera agregación de figuras, no fortalece al sistema político.
En ese terreno, uno de los debates actuales es sobre la incorporación de Sergio Massa al acuerdo que hicieron PRO y la UCR para dirimir la candidatura presidencial en la misma primaria. Pero más allá de la oposición al kirchnerismo en este momento ¿qué los une?
¿Acaso expresan lo mismo Massa, Mauricio Macri, Ernesto Sanz, Elisa Carrió y José Manuel de la Sota? No. Y por lo tanto debería ser el electorado el que defina con su voto la opción que prefiere. Pero no se deben cercenar oportunidades para expresarse como consecuencia de las fantasías que tiene la dirigencia política a la hora de recurrir a las ingenierías electorales.
El camino es que cada uno vaya con su propuesta y la someta a la consideración popular. El antikirchnerismo no justifica cualquier acuerdo salvo que se crea –seriamente– que Argentina se parece a Alemania en 1933 como sostuvo hace un tiempo en un inverosímil editorial el diario La Nación.
Pero la excesiva personalización de la política argentina de este tiempo permitirá que se vean todo tipo de ofertas electorales. En las primarias de la provincia de Buenos Aires, la consigna del peronismo es “todos con todos”. Así los candidatos a intendentes van a pegar sus boletas a la de los distintos candidatos a gobernador. ¿Todos son lo mismo? ¿O es una maniobra para no dejar en el camino ningún voto? Peor es aún lo que puede ocurrir en la UCR porque los candidatos a intendentes podrían adherir sus boletas tanto a Sanz como a Macri. Es decir los radicales podrán acompañar al candidato presidencial de un partido que compite contra el de ellos.
En aquellas provincias en las cuales sus autoridades se eligen el mismo día que el Presidente, habrá todo tipo de combinaciones. De esa manera, los candidatos radicales irán con el ganador de la primaria entre Macri y Sanz pero también con Massa. Alguno también querrá juntar su boleta a la de Margarita Stolbizer. ¿Será Jorge Altamira el límite como antes lo era Macri? Tanto los intendentes como los candidatos a gobernador aumentarán sus chances de ganar pero disminuirán las chances de que la sociedad tenga opciones claras. ¿Cómo diferenciarse? ¿Cómo mostrar las distintas propuestas si todas las listas se comparten?
En el próximo turno presidencial serán necesarios el diálogo y la búsqueda de acuerdos porque el poder político estará más fragmentado y nadie tendrá quórum propio en la Cámara de Diputados. Y la construcción de acuerdos deberá hacerse entre aquellos que resulten electos por el voto popular. Forzar antes acuerdos que no se sostiene en principios comunes les puede servir a los firmantes pero no a los votantes.
Publicada en elestadista.com.ar