Casación desestimó la denuncia de Nisman

La Cámara rechazó la denuncia del fiscal Alberto Nisman contra la presidenta de la Nación y otros funcionarios por “supuesto encubrimiento del atentado” a la Amia perpetrado en 1994. “No queda resquicio alguno para operaciones encubiertas o la realización de móviles ocultos, porque está todo a la vista”, ratificaron los jueces que desecharon formalmente la denuncia del fallecido fiscal. De manera unánime, los magistrados Ana María Figueroa, Luis María Cabral y Gustavo Hornos dieron por desestimada hoy la apelación del fiscal Germán Moldes para evitar que se cierre la denuncia de Nisman contra la Presidenta.
Nisman había argumentado que la Argentina firmó el Memorándum secreto con Irán para que una Comisión de la Verdad desechara las evidencias judiciales reunidas en la causa AMIA contra Irán y que se levantaran los pedidos de captura de Interpol que pesan contra cinco ex funcionarios iraníes a cambio de reanudar relaciones comerciales. Se basó para ello en escuchas telefónicas que sugerían ese intercambio con Irán.
El Fiscal General Javier De Luca, integrante de la agrupación filokirchnerista Justicia Legítima, había determinado que los hechos denunciados por Nisman no constituyen delitos “posibles jurídicamente”. También había concluido que “en esta causa, por más que se recorran todas sus hipótesis una y otra vez, de la denuncia, del requerimiento de instrucción, de la apelación y del recurso de casación, no se logra encontrar delito alguno a averiguar y demostrar”.
Con respecto a las medidas de prueba que había propuesto el fiscal de primera instancia, Gerardo Pollicita, para De Luca “son totalmente impertinentes porque su producción sólo nos conduciría al mismo punto en el que estamos hoy, a la confirmación de hipótesis no delictivas”.