Leopoldo Moreau en Córdoba: “Queremos hacer confluir la tradición del alfonsinismo con el kirchnerismo”

Eduardo Accastello, Malvina Tosco y Leopoldo Moreau, en el acto en Luz y Fuerza.
Eduardo Accastello, Malvina Tosco y Leopoldo Moreau, en el acto en Luz y Fuerza.

Por Gabriel Osman
[email protected]

Leopoldo Moreau es uno de los pocos políticos activos de la generación política del ’83, la de la reinstitucionalización del país. Apareció en el Congreso de la Nación, en donde brilló por sus dotes de orador y después, tras el último y penoso paso de la UCR por el poder, con Fernando de la Rúa, afrontó el rol sacrificial que le asignó el radicalismo: ser el candidato de su partido en agonía y obtener apenas el 2% de los votos.

Capaz de expresar con nitidez y elocuencia una decisión que lo requiere y merece, también Moreau es un político elocuente para explicar lo menos explicable. Es el caso de su adhesión al kirchnerismo en el momento que retorna la inmensa mayoría de los radicales que se habían cruzado de vereda –fueron legión- para confrontar ahora, en alianza con el macrismo, contra el Frente para la Victoria.

Moreau estuvo el sábado en un acto realizado en la sede de Luz y Fuerza, en el que expresó su apoyo a la fórmula de Podemos conformada por Eduardo Accastello – Cacho Buenaventura, y también para dar el puntapié inicial en Córdoba a la constitución del Movimiento Nacional Alfonsinista (MNA).



El escenario elegido tal vez no fue casual. Luz y Fuerza es el sindicato del legendario dirigente de izquierda Agustín Tosco, y allí estuvieron, entre otros, Malvina, hija del secretario general del gremio que murió en la clandestinidad en los años ’70, cuando el país se asomaba a la peor dictadura de su historia.

“Nos encaminamos a un escenario electoral con grandes bloques: uno neoliberal y otro popular. Nosotros no tenemos duda en pararnos en el bloque popular”, destacó Moreau. “Estamos con el pueblo y no el conservadurismo. Por ese motivo decidimos apoyar esta fórmula progresista que aglutina a diferentes pensamientos” de los cordobeses, resaltó el dirigente del radicalismo al referirse a Accastello-Buenaventura.

En una entrevista mantenida con este diario, Moreau dio razones y motivos para crear el MNA, con economía de palabras pero sin faltar a las cláusulas formales del buen expositor.

“Las razones de crear el MNA es representar al radicalismo histórico dentro de la identidad del movimiento nacional, popular y democrático. En esta coyuntura compiten un frente conservador contra un frente popular que representa los logros de 31 años de democracia”, dijo, agregando que el otro motivo es la “supervivencia de la UCR junto al pueblo, ya que si gira a la derecha, desaparece su razón de ser”.

Requerido si el MNA era una línea interna dentro del radicalismo, aclaró que no estaba ni dentro ni fuera. “No se discute una cuestión orgánica; lo que se discute es un proyecto popular contra uno conservador”.

Prefirió no expresar adhesiones a tal o cual candidato del FpV. “Tenemos un acuerdo estratégico pero nosotros no formamos parte del Frente para la Victoria. Además, no podemos avanzar en definiciones hasta después del 20 de junio (fecha límite para la inscripción de candidaturas para las PASO). “Entonces, tomaremos posición. Pero nuestro acuerdo no es electoralista sino de mediano y largo plazo, muy diferente al (de la Convención) de Gualeguachú, que se definió a partir del tacticaje electoral”.

– Accastello es un dirigente peronista que precede al kirchnerismo, recientemente creo Podemos e incluso fue miembro del primer gabinete de José Manuel de la Sota…

– Nosotros no examinamos la historia pasada de nadie, ni la nuestra, sino cómo se define hoy cada dirigente. Nuestra idea es confluir con quienes pensamos parecido. Queremos superar la antinomia peronismo-radicalismo y peronismo-antiperonismo, y hacer confluir las tradiciones del yrigoyenismo y el peronismo, así como las del alfonsinismo con las del kirchnerismo.

– ¿Tampoco tiene el MNA definido su apoyo o su candidato a intendente?

-No lo vamos a decidir  nosotros sino el MNA de Córdoba Capital. Que no son solo radicales. La mayoría lo somos pero también integramos gente proveniente del peronismo y de la izquierda, como Malvina Tosco.

– ¿Aunque adhiere al kirchnerismo mantiene algunas observaciones críticas al gobierno nacional?

– No adherimos al FpV, elegimos un camino común. Se puede decir, irónicamente, que fuimos colonizados por el kirchnerismo, al mismo tiempo que el alfonsinismo colonizó al kirchnerismo. Buscamos una síntesis, un nuevo sujeto político.

– La mayoría de las críticas coinciden en la falta de calidad institucional…

– Los que señalan eso ven una contradicción entre República y populismo. A los valores de la República había que defenderlos en la dictadura; hoy no están en peligro. Los ponen en peligro quienes los invocan permanentemente. No estamos frente a un populismo sino frente a un proyecto popular. Denominarlo populismo es pretender descalificarlo.