Empate técnico en las PASO santafesinas

DYN723.JPGDos semanas después, y escándalo mediante, terminó el escrutinio definitivo de las PASO en la provincia de Santa Fe, que confirmó la victoria de Miguel del Sel (PRO) pero acortó la distancia de su partido con el Frente Progresista Cívico y Social a apenas 3393 mil votos. También mejoró el candidato del Frente para la Victoria, Omar Perotti, que sumó 30 mil sufragios más y quedó a 10 mil de Miguel Lifschitz, el candidato oficialista más votado. Así lo informó el Tribunal Electoral de la provincia, Roberto Falistocco, que precisó que se terminó el recuento de votos del departamento Rosario y los siete que restaban.
De esta manera, serán cinco los candidatos que el 14 de junio competirán en las elecciones generales por suceder al socialista Antonio Bonfatti al frente del Ejecutivo santafesino. En esa competencia el recuento final ratificó el siguiente orden por cantidad de votos obtenidos entre los cinco candidatos a gobernador que decantó las primarias abiertas simultaneas y obligatorias (PASO): Del Sel (PRO), 536.480 sufragios; Miguel Lifschitz (Frente Progresista Cívico y Social), 533.087; Omar Perotti (Frente Justicialista para la Victoria), 365.239; Oscar “cachi” Martínez (Frente Renovador) que venció al ex titular de la Federación Agraria, Eduardo Buzzi, con 131.313, y Octavio Crivaro (Frente de Izquierda) con 39.040 votos logró superar el piso de 1,5 por ciento de los votos emitidos y competirán en las generales, siendo que en el escrutinio provisorio quedaba afuera de la grilla de candidatos a gobernador por un exiguo margen.
Los resultados finales se dan luego del escándalo que lo costó el puesto a que Javier Echaniz, funcionario responsable del proceso, ya que restaban contar cerca de 200 mil votos, una cifra que pudo haber modificado el resultado final. Aunque el sitio web oficial del recuento informó que el 100% de las mesas habían sido escrutadas, el gobierno del socialista Antonio Bonfatti debió salir a aclarar que en realidad había más de 200.000 votos que no fueron tenidos en cuenta porque “no se entendían los telegramas”.
En la apertura de las sesiones legislativas, el gobernador Bonfatti brindó un discurso en el que realizó un balance de su gestión. Aprovechó el momento para referirse al escándalo electoral, y reiteró que sólo se trato de un error en el sistema informático. “Quiero ver si todos los que hablaron de fraude ahora se van a retractar y van a pedir disculpas”, apuntó. Confirmó que para las elecciones generales habrá veedores. “Ya lo hemos pedido nosotros. Hemos tenido reuniones con el Cipec (Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento), con la OEA (Organización de Estados Americanos) y la Cancillería. Quisiera que todo el mundo venga a fiscalizar las elecciones de Santa Fe y tengan plena confianza que este es un gobierno transparente”, finalizó.
Las elecciones generales de la provincia de Santa Fe se realizarán el domingo 14 de junio y allí se elegirán gobernador y vice, los 19 senadores departamentales y los 50 diputados, además de intendentes, presidentes comunales e integrantes de concejos municipales.
La diferencia que le sacó el PRO al socialismo se redujo de algo más de 5.000 votos del escrutinio provisorio a 3.393 del escrutinio definitivo completado el viernes último, lo que puede considerarse un empate técnico entre los partidos.