Accastello a contrarreloj para definir nómina de legisladores provinciales

Eduardo Accastello pateó el tablero de las especulaciones y ungió a Cacho Buenaventura como su compañero de fórmula. La inclusión del humorista en la lista K generó ecos diversos, tanto adentro de kirchnerismo emocional, como en el resto de las fuerzas políticas. Luego de su bautismo de fuego el viernes pasado, en el acto por el Día del Trabajador que organizó el Surrbac en Feriar, Buenaventura tendrá hoy su presentación formal.
A las 10 de la mañana en un coqueto hotel céntrico, el intendente de Villa María lanzará su espacio: Córdoba Podemos, acompañado de su flamante candidato a vicegobernador.
Tras develar esta incógnita vía red social, Accastello está al frente un nuevo acertijo: la conformación de la lista de legisladores provinciales. Faltan doce días para la oficialización de las listas (el plazo vence el 16 de mayo) y el intendente de Villa María enfrenta un inconveniente nominal, producto de la concordia K que logró conjugar.
Lo números que arrojan las encuestas le ponen un límite a la distribución de la lista de legisladores uninominales, vulgarmente conocida como sábana. La intención de voto que tiene el intendente villamariense oscila entre el 15 y el 18 por ciento. De mantener esa performance el 5 de julio, Córdoba Podemos podría contar con un bloque –aproximado- de 8 legisladores
Sobre esa base se plantean la mayoría de las discusiones de los grupos y espacios que apoyan a Accastello. El candidato aún no dio detalles de la lista. Pero en los próximos días comenzará a despejar este interrogante. Por ahora sufre de los dolores propios del crecimiento, consecuencia del fortalecimiento interno.

Una certeza
Todo parece indicar que hasta el momento sólo hay un nombre fijo en la lista. Liliana Montero ocuparía uno de los primeros puestos de la nómina. La actual presidenta de la bancada del Frente Cívico, aún no confirmó oficialmente su encolumnamiento debajo de la figura de Accastello, pero ya se la vio acompañando a los equipos técnicos del villamariense.
El acuerdo que rubricó Luis Juez para conformar la Triple Alianza (UCR-PRO-FC) desairó a gran parte del juecismo, que vio en el corrimiento a la derecha de su líder un límite infranqueable, amén de la imposibilidad de ocupar lugares estratégicos en la boleta, ahora reducidos. En conclusión, se produjo una diáspora que encontró refugio en Córdoba Podemos. Participan de este espacio, Montero y también, Santiago Clavijo, cuyas chances de integrar la lista parecen haberse diluido.

Distribución
La conformación de la lista es uno de los temas excluyentes para el kirchnerismo local. Los lugares son acotados y las voluntades los exceden. El ala dura del kirchnerismo, Unidos y Organizados, buscará hacer valer su militancia. El inconveniente es la cantidad de agrupaciones que están interesadas: La Cámpora, La Jauretche, Kolina y Movimiento Evita.
También el Foro de Intendentes K, pieza clave en la estructura de Accastello en el resto del territorio provincial, busca alcanzar la Legislatura. A su vez, el núcleo que acompaña al intendente en su ciudad tiene aspiración de concurrir a Legislatura. Tampoco puede quedar fuera de la discusión la rama gremial, que comanda el Surrbac.
En algún momento el sector universitario, antes uno de los protagonistas de la campaña de Carolina Scotto, expresó sus intenciones de participar de una banca. No obstante, sus acciones no cotizan tan alto como para estar entre los primeros puestos.

Porcaro, el responsable del masivo acto en Feriar

eduardo-accastello-el-ca_411139Roberto Porcaro es un radical K de la primera hora, que integra el recoleto círculo áulico de Cristina Fernández y Máximo Kirchner. Es un operador político detrás de escena y ese cargo –y caja- le alcanza y sobra para ser eficiente. Lo demostró para organizar primero y montar después la celebración, el viernes, del Día del Trabajador, reuniendo 10 mil personas en dos cúpulas de Feriar. Los oradores fueron varios y abrió los discursos el todoterreno Ricardo Moreno, al que le siguieron Franco Saillén, Martín Gill, Eduardo Accastello, Wado de Pedro, Gabriel Mariotto y Mauricio Saillén. También estuvieron los sindicalistas Pablo Trapani (Camioneros) y Sergio Fittipaldi (Limpieza). Si a Accastello le falta aún dirimir su pulseada con Juan Schiaretti, hay una que parece ya haber ganado por goleada: tras la súbita fuga de Carolina Scotto del sistema, hubo momentos de zozobra y temores de mayor dispersión de las tribus K de Córdoba, pero el intendente de Villa María contuvo el desbande y creció, demostrando tener una mayor estatura política que la ex rectora de la UNC.