De la Sota y Massa sellan hoy el Pacto de Palermo

2015-04-28_MASSA_SOTA_SAA_webLuego de semanas de gestos, negociaciones y trascendidos, los precandidatos presidenciales Sergio Massa y José Manuel De la Sota anunciarán mañana la concreción de un espacio compartido en el cual competirán por la candidatura al mayor cargo de gobierno argentino.
Las conversaciones entre ambos dirigentes comenzaron a instancias del expresidente y también precandidato a la Presidencia Adolfo Rodríguez Saá, quien pregona desde hace meses por la unión de todos los referentes peronistas que están en contra del actual gobierno nacional.
El mismo preside un bloque del Senado nacional que reúne a dirigentes provinciales que obtuvieron sus bancas bajo distintas denominaciones relacionadas al PJ Federal, varios de los cuáles trabajan abiertamente en pos de la candidatura de Massa.
Los primeros resultados de la estrategia del expresidente quedaron al descubierto la semana pasada cuando se comenzó a visibilizar el acercamiento entre los referentes, a través de un encuentro en el Sindicato de Petroleros. En el mitín, Rodríguez Saá logró reunir a tres sectores que se venían mostrando reacios a concretar una alianza.
En primer lugar, se hizo presente el gobernador cordobés De la Sota, quien aprovechó la ocasión para limar viejas asperezas en su relación con el puntano, haciendo gestos de humildad para potenciar su mensaje de apertura.
Por otra parte, dirigentes sindicales de la CGT Azopardo acompañaron la reunión encabezados por su secretario general Hugo Moyano, quien mantiene una disputa abierta con el gobierno encabezado por Cristina Fernandez y no ha dudado en exhibir su capacidad de movilización con paros de alto acatamiento. Hasta ese momento, los gremialistas habían elegido mostrarse prescindentes de cara a las próximas elecciones presidenciales, en un ejercicio de cálculo que parecen haber ya resuelto.
Además, participaron del encuentro dirigentes bonaerense abiertamente alineados al Frente Renovador, que encabeza Sergio Massa. Los anfitriones destacaron que, a pesar de la ausencia de Massa, la presencia de su suegro, el dirigente Fernando Galmarini, demostraba la buena fe de avanzar en la construcción de una alternativa.
Ese encuentro habría tenido como resultado principal el borrador de un documento que serviría de pieza fundacional para el frente que aspiran a construir, y que cada sector podría evaluar en los días sucesivos.
Los hechos se aceleraron desde que fuera casualmente difundida por las redes sociales una foto de Massa y De la Sota compartiendo un café durante el fin de semana. La puesta en escena de los dirigentes disparó las especulaciones y le permitió a Massa alivianar el peso de los resultados electorales de la última semana.
El tigrense ha debido afrontar los últimos domingos una serie de resultados poco favorables en distintas provincias: en Santa Fe y Capital Federal sus candidatos tuvieron un paupérrimo desempeño, en simultaneidad con sendos triunfos de Mauricio Macri; en Salta, su candidato a la Gobernación no logró generar un resultado de “empate técnico” como se esperaba, y el kirchnerismo se impuso con comodidad; finalmente, en Mendoza y Neuquén triunfaron los candidatos que apoyaba, pero su relativa distancia a los respectivos postulantes de la UCR y del Movimiento Popular Neuquino le impidieron poder obtener una foto victoriosa.
Además, las encuestas publicadas por distintas consultoras durante las últimas semanas arrojaron en general una misma proyección: el escenario nacional se encamina a una polarización entre Daniel Scioli y Mauricio Macri, lo que daría inicio a una curva descendente en la intención de voto del tigrense y a mayores presiones para que desista de la compulsa por la Presidencia y dispute la Gobernación bonaerense contra el kirchnerismo.
Frente a esta configuración de la realidad electoral, Sergio Massa se ve obligado a mostrar decisiones firmes, que transmitan convencimiento en cuanto a su candidatura, y que le permita a su proyecto tomar cuerpo gracias al aporte de nuevos dirigentes provinciales.
En este sentido, en la tarde de hoy se darán a conocer detalles del frente “Unidos por una Nueva Argentina” (UNA), en una conferencia de prensa conjunta entre el cordobés y el bonaerense. Los mismos anunciarían la unificación de equipos técnicos en algunas temáticas, y despejarían las dudas restantes sobre la posibilidad de que ambos dirigentes confluyan en una fórmula única. Además, podrían hacer referencia sobre el rumbo que tomará la precandidatura de Rodríguez Saá, cuya participación en la conferencia de prensa no ha sido confirmada.
El acuerdo UNA, que utilizará las mismas siglas escogidas en su momento por la fórmula presidencial de Roberto Lavagna y Gerardo Morales, intentará sacudir las proyecciones de polarización, para intentar reproducir el escenario de triple empate, desde el cual Sergio Massa pueda hacer crecer su proyecto e intentar hacer realidad su mayor sueño: alcanzar la Presidencia.