UCR: dos listas (una anónima) para interna de legisladores

Por Alejandro Moreno
[email protected]

p03-1Oscar Aguad quedó proclamado ayer como el candidato a gobernador de la Unión Cívica Radical (y, luego, de la alianza con el PRO y el Frente Cívico), ya que fue el único nombre inscripto para la interna partidaria del 3 de mayo.
Poco más quedó en claro anoche en la Casa Radical.
Para legisladores provinciales habrá interna, al menos por ahora, porque se presentaron dos listas: por un lado, la del acuerdo que engloba al aguadismo, el mestrismo, el nicolacismo, el angelocismo y el radicalismo riocuartense; por el otro, la del becerrismo. El negrismo, se abstuvo.
Lo curioso es que la lista de la mayoría dejó en blanco las primeras veinte candidaturas, lo que expone que las diferencias entre los distintos sectores internos no concluyeron.
Con este escenario, los radicales reciben hoy a su interventor extrapartidario, Mauricio Macri.
Esta mañana, en el hotel Quórum, habrá una conferencia de prensa en la que se montará una mesa de la unidad, que buscará disimular las diferencias existentes en la UCR. Para la foto, sonreirán Mauricio Macri (el jefe), Oscar Aguad, Héctor Baldassi (la fórmula provincial), Luis Juez (primer senador nacional), Mario Negri (primer diputado nacional), Ramón Mestre y Felipe Lábaque (la fórmula municipal).
Anoche, casi todos estos protagonistas planeaban cenar juntos, poco después del dos veces prorrogado cierre de listas en la Casa Radical, que no abandonó el folklore partidario de la curiosidad y la polémica.
El miércoles, al vencer el plazo por segunda vez, el grupo becerrista Identidad Radical presentó su lista de candidatos a legisladores de distrito único (sábana) y otras siete de legisladores departamentales (Capital, Colón, San Javier, Unión, San Justo, Tulumba y General San Martín).
La lista sábana tiene, en los cuatro primeros lugares, a Dante Rossi, Carla Carta. Carlos Gagliano y Alicia Garza.
Los becerristas aseguran tener un documento de la Secretaría Electoral de la UCR en el que consta que no había una nueva prórroga establecida a las 20.15 de ese día, y que la única lista presentada era la propia.
De todos modos, la prórroga se concedió y el acuerdo de Marea Radical (aguadismo), Confluencia (mestrismo), Fuerza Renovadora (nicolacismo), Córdoba con Todos (jurismo) y Línea Córdoba (angelocismo) ingresó su lista.
Lo llamativo es que esta nómina tiene en blanco los renglones uno al veinte, y están completos del veintiuno al cuarenta y cuatro.
Los “reservados” tienen distintos destinatarios dentro de la UCR y en los partidos aliados, pero que estén en blanco patentiza que no se ponen de acuerdo en los nombres y el orden que ocupará cada uno. Recién el martes se completará la lista con los nombres de los candidatos.
De los veinte primeros, los más disputados, la UCR tiene once, el Frente Cívico seis y el PRO tres. En los once radicales, habrá cinco aguadistas, tres mestristas, un nicolacista, un riocuartense (son una especie aparte dentro de la UCR), y un angelocista.
El número uno de la lista está reservado para el Frente Cívico, y el beneficiado sería Daniel Juez. Otros que ingresarían en la lista de los anónimos son los aguadistas Rodrigo de Loredo, Gustavo Carrara, Elisa Caffaratti, los mestristas Orlando Arduh y Jorge Font, el nicolacista Miguel Nicolás, y el angelocista Fernando Montoya, entre otros.
Por el PRO son muy probables las candidaturas de Darío Capitani y Soher El Sukaria, y por el Frente Cívico, además del hermano del jefe, repetiría Fernanda Leiva, Ernesto Martínez y Walter Nostrala.
Los legisladores departamentales, que son veintiséis, también fueron “reservados”, mientras que Identidad Radical presentó candidatos en siete departamentos. También hay otras listas exclusivamente departamentales.
Para senadores nacionales, el número uno será Luis Juez y el dos, una macrista. Para diputados nacionales, el primer lugar le corresponderá a Mario Negri, el dos al PRO, el tres al mestrismo, el cuatro al PRO y el quinto lo tiene también el PRO, pero sería este último la moneda de cambio con la que se pretende bajar al becerrismo de la interna del domingo 3 de mayo y lograr, así, la paz.

“Juntos por Córdoba”, un nombre repetido

Juntos por Córdoba, el nombre de la alianza UCR-PRO-Frente Cívico, fue el eslogan de la campaña del delasotismo hace apenas dos años, cuando los primeros candidatos a diputados nacionales fueron Juan Schiaretti y Blanca Rossi, que ganaron con un pobre y ajustado 26,6 por ciento (con derrota en Capital).
Pero Juntos por Córdoba fue no sólo un eslogan, sino también el nombre de dos alianzas electorales que participaron, con poca suerte, en los comicios de 1993 y 2003.
En 2003, la Unión Cívica Radical selló una alianza con el Movimiento Popular Cordobés, el Movimiento de Integración y Desarrollo, la Unión Vecinal Federal y el partido Nuevo Acción Solidaria. Era la época de las sumatorias con muchos sellos. El candidato a gobernador fue Oscar Aguad, que perdió por 14 puntos porcentuales frente a José Manuel de la Sota.
En 1993, Juntos por Córdoba fue la alianza entre el Partido Demócrata Cristiano, el Partido Intransigente, el Partido Socialista Popular y el Partido Socialista Democrático. Compitió para diputados nacionales, con Jorge Gentile a la cabeza, y sólo obtuvo el 1,91 por ciento de los votos.

CC-ARI lleva lista propia

La Coalición Cívica-ARI intentó ser la cuarta pata de la Triple Alianza, y hasta lo reclamó públicamente, pero finalmente se quedó afuera del acuerdo opositor. Incluso, la Asamblea Provincial del partido había aprobado la alianza, con la certeza de que las conversaciones con los máximos dirigentes de las otras fuerzas políticas tenían un rumbo.
Nada influyó que Elisa Carrió sea socia política de Mauricio Macri y de la Unión Cívica Radical. Carrió no tiene buenas relaciones con su partido en Córdoba, como le sucede en otras provincias, y no movió un dedo para facilitar la incorporación del CC-ARI a la Triple Alianza.
La CC-ARI presentará la semana que viene su propia lista de candidatos. La de legisladores de distrito único tendrá como cabeza a Omar Ruiz.