General Cabrera: elecciones con escenario ochentista

El candidato Marcos Carasso y el diputado nacional Mario Negri en la previa del cierre de campaña de la UCR.
El candidato Marcos Carasso y el diputado nacional Mario Negri en la previa del cierre de campaña de la UCR.

Las principales fuerzas provinciales se batirán este domingo en una nueva jornada electoral. La localidad de General Cabrera elegirá sus autoridades entre los candidatos de la Unión Cívica Radical y del Partido Justicialista.
Llama la atención la conformación del escenario político en esta localidad del departamento Juarez Celman. Por un lado, la UCR intentará retener la conducción del municipio, postulando al actual secretario de Gobierno Marcos Carasso para suceder a la intendente Carolina Eusebio.
Carasso logró además ser apoyado por distintos partidos provinciales y se reunión con referentes de todos ellos. Durante la campaña, recibió la visita del legislador provincial Roberto Birri, del Partido Socialista, y del diputado nacional Héctor Baldassi, del PRO. Además, se reunió con el senador nacional Luis Juez en la capital cordobesa para recibir su respaldo.
Esta diversidad de patrocinios podría haber dado lugar a una alianza aún más amplia que la lograda a nivel provincial por el radicalismo. Sin embargo, ésta es la primera elección local del año en la que la UCR se presenta con su histórica lista 3, y no como eje de una coalición.
Esto quedó explicitado ante la ausencia de dirigentes extraños a la UCR en el cierre de campaña, que se llevó a cabo en la noche del miércoles. En el mismo, los numerosos asistentes escucharon al candidato a gobernador Oscar Aguad y, posteriormente, al diputado nacional Mario Negri, máximo dirigente del nucleo interno en el que se referencia Carasso.
Por su parte, el peronismo replicó la estrategia radical y se presenta unido bajo la lista 2. La candidata a intendente en esta oportunidad es Gabriela Díaz, quien actualmente se desempeña simultáneamente como concejal y jefa regional del PAMI.
Díaz tiene una reconocida militancia en el kirchnerismo cordobés, pero su candidatura es acompañada por todos los sectores justicialistas. Incluso, el candidato a gobernador por Unión por Córdoba, Juan Schiaretti, realizó un recorrido con la candidata por la localidad.
Los organizadores esperaban poder exhibir el respaldo del también candidato peronista a la Gobernación Eduardo Accastello en el cierre de campaña, pero finalmente no se concretó; por esto, el acto se llevó a cabo sin presencias relevantes del justicialismo provincial o nacional.
La configuración del tablero electoral de General Cabrera presenta reminiscencias de lo que supo ser la política cordobesa durante la década del 80, con un escenario bipartidista dominado por las maquinarias de los dos grandes partidos: la UCR y el PJ.
A su vez, contrasta con los bloques que se han conformado a nivel provincial. De cara a la elección de Gobernador, la UCR se presentará aliada al PRO y el Frente Cívico; mientras que el electorado dispondrá de dos opciones peronistas: Schiaretti, representando la continuidad de los últimos cuatro gobiernos de Unión por Córdoba, y Accastello, proponiendo una alineación al proyecto nacional del Frente Para la Victoria.
Los sondeos previos auguran una ventaja para los radicales; pero los tres espacios mantienen expectativas de apropiarse este domingo de una victoria más en el largo camino al próximo 5 de julio, donde cada foto con candidatos vencedores suma en la generación de sensación de triunfo.