Cambio en Manifiesto Juecista para contener fuga

ilustra juez tazmaniaEl ya confirmado candidato a senador nacional por la Triple Alianza, Luis Juez hizo conocer un documento fundamentando sus últimos movimientos políticos. El texto se conoció en el día de ayer cuando arreciaban los anuncios de fuga de dirigentes del Frente Cívico hacia otros albergues electorales.
“Como todos saben, hace pocos días he tomado la decisión de hacerme a un lado de la pelea electoral por la gobernación de mi provincia.
Desistí con dolor aun sueño de años, sólo con la convicción que de esa manera hacía posible la conformación de un frente electoral, robusto y competitivo para hacer realidad el deseo de los cordobeses de terminar con 16 años de administración Delasotista”, escribió el líder del Frente Cívico en su cuenta de facebook confirmando lo que anunció en las nuevas oficinas de la jefatura de gobierno porteña en Parque Patricios.
Juez hizo referencia a las opiniones divididas torno a su decisión de concretar la coalición con la UCR, el PRO y la Coalición Cívica. Inmediatamente se encargó de rebatir lo que él mismo describió como mensajes que criticaban su postura con “dureza”. El mensaje del ex intendente tiene la clara intención de contrarrestar el aluvión de cuestionamientos que le dirigieran diversos sectores que buscan quedarse con su capital electoral.
“El tema de estas líneas es que hay quienes piensan que los del primer grupo son claudicantes y conservadores mientras los segundos serían populares, honestos y progresistas. Estoy convencido que no hay ni lo uno ni lo otro. Son categorías mínimas ante un objetivo de absoluta vocación de poder para mejorar la vida de la gente” sostiene el documento. Esta fundamentación está dirigida a neutralizar el ramillete de críticas que surgieron desde la trinchera de Eduardo Accastello que en los últimos días se encargó de señalar que el juecismo había abandonado los principios que decía representar. Desde la otra esquina del cuadrilátero político, Margarita Stolbizer también cargó contra la presunta incoherencia del ex intendente en un intento de ocupar el espacio progresista que en algún momento representaba Juez.
En otro párrafo, Luis Juez intenta contestar las críticas apuntadas a su claudicación “ética”. El tramo más jugoso, y más original desde el punto de vista lógico, apunta a fundamentar su alianza con dirigentes políticos que fueron víctimas de sus propias diatribas hasta hace pocos meses. Empieza sosteniendo que el cambio que pretenden los cordobeses “no es de nombres propios” ni de “banderías”, luego describe como logros de su nueva táctica electoral “haber sorteado los miserables límites partidarios”.
En realidad la Triple Alianza es un acuerdo de tres partidos, pero lo realmente innovador es la explicación juecista sobre las personas que hoy son sus socios electorales. “Hay que anteponer esta idea, al currículum de quienes la propician” dice Juez en la primera oración, luego sostiene que “resulta injusto pararse como un fiscal vengador ante tantos dirigentes políticos exigiéndoles pureza ideológica y legajos inmaculados”, argumento insólito para quien nació a la política reclamando justamente lo que hoy califica de injusto y que bautizó su partido con el redundante nombre de Partido Nuevo contra la Corrupción, por la Honestidad y la Transparencia.
En la siguiente estrofa sostiene una idea digna de una tesis politológica: “Resulta injusto tal exigencia mientras aparentemente la sociedad, la opinión pública y publicada parecieran haberlos absuelto de culpa y cargo”. Es decir que, para el candidato a senador, la supuesta absolución social de dirigentes que él se encargó de denunciar repetidamente funciona como una suerte de prescripción moral y desmiente, como por arte de magia, el arsenal de improperios que él mismo les dedicó en otra época.
El documento culmina con la ampulosa frase: “La historia nos juzgará” y remata con el más terrenal “tiempo al tiempo”. Todavía no es posible pronosticar si esta rogatoria de Juez tendrá eco en la sociedad cordobesa y en la militancia de su partido. Quizás se puede entrever algunos indicios mañana, cuando Oscar Aguad cierre el Congreso Provincial del Frente Cívico en el las instalaciones de Unione e Benevolenza.