PRO reduce exigencias y está más cerca el acuerdo legislativo



0 ilustra elecciones en mendozaCon el plazo del martes 21 marcado a rojo en sus agendas, los negociadores de la Unión Cívica Radical, del PRO y del Frente Cívico avanzaron en las últimas horas en el armado de las listas de candidatos a legisladores departamentales.
El acuerdo, aupado seguramente por la victoria de ayer en la provincia de Mendoza, debería cerrarse antes de que venza el plazo de inscripción de candidatos para la interna radical del 3 de mayo, porque de lo contrario se ensuciaría el proceso.
El miércoles pasado, Mauricio Macri se despachó con un esquema de exageradas pretensiones: quería seis de los dieciocho primero de la lista de distrito único. Además, claro, de elegir los candidatos a gobernador (Oscar Aguad) y a vicegobernador (seguramente, Héctor Baldassi).
Para los radicales resultó una exigencia peligrosa porque podía hacer estallar en pedazos la frágil interna partidaria, una vez que se lanzaran a pelear los siete grupos por los seis lugares disponibles.
Ayer se sentaron a conversar Jorge Font, Javier Bee Sellares y Orlando Arduh por la UCR, Ernesto Martínez y Walter Nostrala por el Frente Cívico, y Javier Pretto y Darío Capitani por el PRO. El acuerdo legislativo quedó a un paso, lo que lubrica el diagrama de candidaturas surgido de la voluntad de Macri, con la candidatura a gobernador de Oscar Aguad.
Para facilitar las cosas se decidió extender las negociaciones a los veinte primeros lugares de la lista sábana; una solución inflacionaria, casi kirchnerista, podría decirse.
De esa veintena, la UCR se quedaría con diez (como anticipamos la semana pasada, ésa era la idea original de los radicales), seis serían para el Frente Cívico y cuatro para el PRO.
También se progresó, sin llegar a la última palabra, en el diseño de los candidatos a legisladores departamentales.
Hay borradores, de los que se desprende que la Unión Cívica Radical tendría unos dieciocho de los veintiséis. El Frente Cívico podría quedarse con seis o siete candidaturas y el PRO con dos o tres.
Quedó para el final la discusión del departamento Capital, que es pretendida por los tres partidos políticos, con un sinfín de posibles postulantes.
El Frente Cívico reclama Río Cuarto para el peronista Gumersindo Alonso, lo que debe ser visado por el intendente de la capital departamental, Juan Jure. No habría que descartar que Jure acepte porque eso le sostendría atado al Frente Cívico a la alianza que lo llevó dos veces a la Intendencia; además, el pichón de Jure, Lucas Castro, tendría como destino la lista de distrito único.
Los juecistas también pretenden el candidato departamental de Marcos Juárez, pero allí el PRO tiene el mismo objetivo.
Donde el PRO llevaría el candidato a legislador departamental de la Triple Alianza es en San Justo y en Unión. En el primer caso, postularía a Ércole Felippa y en el segundo a Néstor Roulet; curioso (o no tanto) es que ambos son dos seducidos por la UCR y que luego abandonaron a ese partido para irse al macrismo.
Los radicales tienen como departamentos bien seguros a Río Segundo, Río Primero, Ischilín, Sobremonte, General Roca y Punilla (Colón sigue en discusión, entre otros).

El Congreso
La boleta de diputados nacionales quedaría, como pidió Macri, con los renglones uno, tres y cinco para la Unión Cívica Radical, y los dos y cuatro para el PRO. Este segmento sería encabezado por el radical Mario Negri.
Para el Senado nacional la novedad es que el PRO aceptaría ceder el segundo lugar para una mujer de la UCR. Primero queda firme Luis Juez.

CC-ARI reclama su lugar en la alianza opositora

Mientras la UCR, el PRO y el Frente Cívico negocian las listas, desde el Coalición Cívica-ARI lanzan reproches porque no son incluidos en la Triple Alianza, a pesar del acuerdo nacional.
El ex legislador provincial Omar Ruiz, principal referente de la CC-ARI en Córdoba, reclamó ayer “el reconocimiento e incorporación formal de su partido dentro de la alianza entre la UCR, PRO y Frente Cívico a nivel provincial y la participación en la discusión de las candidaturas”.
“Nuestro partido, que integra el acuerdo con el PRO y la UCR a nivel nacional y participa con estas fuerzas políticas en las listas de candidatos municipales en distintas localidades de la provincia, merece consideración, por sus propuestas, la calidad de sus dirigentes y funcionarios y el respaldo de más de 60 mil votos obtenidos en la última elección”, señaló.
“La elección provincial que tenemos por delante será muy competitiva y la CC-ARI puede aportar a la conformación de una alternativa que resuelva los problemas y frustraciones que deja el gobierno de Unión por Córdoba y que sea exitosa en lo electoral” concluyó.