Corral de Bustos: estreno fallido de Triple Alianza



DSCN5220El oficialismo provincial festejó ayer en la única localidad cordobesa donde se desarrollaron elecciones. Con casi nueve mil electores, Corral de Bustos votó para elegir intendente, concejales, tribunos de cuentas y defensor del pueblo.
Unión por Córdoba (UPC), que gobernará la ciudad por tercer mandato consecutivo, llevó al secretario de Gobierno, Roberto Pacheco, como candidato a la Intendencia. Al igual que en otros distritos, como Villa Allende y Río Tercero, UPC logró encolumnar a una importante parte del peronismo detrás de su lista, incluyendo dirigentes alineados con el gobierno nacional.
En un intento por lograr polarizar con la candidatura de Pacheco, la oposición conformó una lista única, donde confluyeron la Unión Cívica Radical, el PRO y el Frente Cívico. Este frente, denominado Juntos Podemos, postuló al expresidente del Centro de Comercio local, el radical Alejandro Vaccarini.
A pesar de haber contado con el apoyo de dirigentes provinciales, como los diputados Mario Negri y Héctor Baldassi, que participaron del cierre de campaña, e incluso de figuras de otros distritos, como el rabino Sergio Bergman, quien ofició de embajador macrista; esto no le alcanzó al Frente opositor para empardar el resultado. Finalizado el escrutinio, Juntos Podemos quedó a tres puntos porcentuales (220 votos) de la lista oficialista.
Pacheco se hizo además con el mérito de haber vencido a pesar de un desprendimiento peronista, que evitó la unidad de todo el Partido Justicialista. Luego de que se definiera al ahora intendente electo como candidato, Oscar Volpini decidió presentar su candidatura con el respaldo de Es Posible, el partido que se referencia en los hermanos Rodríguez Saá, logrando ayer perforar el techo de los diez puntos en los comicios.
Tanto Pacheco como Volpini habían sido medidos en una encuesta del PJ para definir el candidato, y Pacheco superó en esa prueba a Volpini. Sin embargo, se especulaba con que el caudal que lograse reunir la lista de Es Posible dificultara el desempeño de UPC.
El triunfo en Corral de Bustos se constituyo en una gran victoria simbólica para De la Sota y Schiaretti. Ambos salen fortalecidos luego de la semana donde finalmente se concretó el armado opositor provincial entre los mismos partidos que conformaron el frente Juntos Podemos en Corral de Bustos. Así como en esta localidad, ambos esperan seguir cosechando triunfos en pueblos y ciudades del interior provincial, que ayuden a inflar sus respectivas expectativas locales y nacionales.
Otro de los beneficiados con la victoria de Pacheco es el actual ministro de Desarrollo Social, Daniel Passerini, referente indiscutible del PJ en el departamento Marcos Juarez y principal impulsor del candidato vencedor. Passerini, quien ha sido confirmado como primer candidato de la lista de Unión por Córdoba a la Legislatura provincial, pasó la jornada en Corral de Bustos y participó de los festejos en la unidad básica del peronismo de la ciudad.
Asimismo, el peronismo provincial pretende transpolar la virtud local de haber ganado a pesar del segundo candidato identificado con el mismo sector, a la elección a gobernador. Con esto, se pretende deslegitimar la hipótesis de que la candidatura del kirchnerista Eduardo Accastello, quien coincidentemente ya ha logrado el apoyo de Es Posible en su aventura por la Gobernación, podría convertirse en la mejor herramienta de la oposición para restarle votos a Unión por Córdoba y lograr desalojarla del Panal.
Por su parte, referentes de la alianza radical-macrista-juecista fueron cautos al momento de evaluar su desempeño, ya que esperaban poder mostrar el primer triunfo dentro de la provincia posterior a la definitiva confluencia entre los tres espacios. Sin embargo, valoraron que los guarismos finales fueron muy cercanos al oficialismo y confían en que los resultados locales mejorarán una vez que se oficialice y presente el Frente y sus candidatos para la provincia.

Próxima estación electoral: General Cabrera

La ronda de comicios locales separados de la elección provincial tendrá su próxima parada en la ciudad de General Cabrera, ubicada en el departamento Juárez Celman y gobernada por el radicalismo.
Ante la imposibilidad de la intendente Carolina Eusebio a presentarse a la reelección, la UCR local postula al actual secretario de Gobierno, Marcos Carasso, para defender el control del municipio.
Mientras tanto, el Partido Justicialista llevaría una sola candidata, que reuniría tanto a los dirigentes alineados con el gobierno provincial como el nacional. Se trata de la dirigente local María Gabriela Díaz, quien se desempeña como jefa regional del PAMI.
Hasta el momento, no se visibiliza que ninguno de los dos candidatos supere por una gran diferencia al otro; aun cuando se especula con una ventaja del oficialismo municipal.