Fernando Iglesias disertó en la Bolsa de Comercio

fotonotaBDebutó ayer el grupo de análisis de la “coyuntura económica y sociopolítica 2015” de la Bolsa de Comercio de Córdoba con su serie de reuniones.
En la primera cita estuvo Fernando Iglesias, escritor y periodista especializado en aspectos políticos de la globalización y columnista en diversos medios argentinos, para disertar acerca de “una agenda republicana para Argentina y Latinoamérica”.
El comunicador propuso a los empresarios y demás invitados a reflexionar sobre lo que se juega en las elecciones de este año y sobre las polaridades políticas. En este sentido, sostuvo que: “Argentina está partida por una grieta donde la mitad del país tiene capacidades de supervivencia y la otra mitad se ha quedado fuera. Esta última mitad representa a la vez que encarna tres grandes fracasos históricos: el primero, el norte argentino, caracterizado por ser un reducto del gobierno provincial y de la economía feudal, el cual quedó siempre marginado. El segundo, el sur, que continúa siendo un lugar desértico que aguarda por la llegada del progresismo y del aumento de la población. Y tercero, el conurbano de las grandes ciudades y en particular el bonaerense, que ofrece las peores condiciones de vida para los ciudadanos”.
Asimismo, señaló: “Lo que está en juego en 2015 es: si queremos la ampliación del escenario del conurbano al conjunto de la Argentina o queremos otra cosa. Los tres grandes fracasos históricos que mencioné anteriormente tienen sus representantes políticos y éstos son conscientes de que en el atraso y en la decadencia está su única opción para mantenerse en el poder”.
En tono claramente antiperonista, el disertante dijo que “desde hace un cuarto de siglo gobierna el mismo partido político y el problema no radica solo en el kirchnerismo, sino en una estructura más grande (…) en una forma de producción específica y en la capacidad que ha tenido el peronismo de gobernar estos elementos rezagados. Para pensar en el futuro hay que identificar los cuatro errores históricos más grandes para no repetirlos: estatismo, nacionalismo, populismo e industrialismo”.