Campaña de Mestre insinúa reelección

IMG_4745Las instancias de diálogo y los tiempos para acomodar una alianza entre el PRO, la UCR y el Frente Cívico se van agotando, y más allá de la reunión que mantuvieron anoche Mauricio Macri, Luis Juez y Ramón Mestre (ver página 3), durante los últimos días se vieron observaron signos que pueden dar una señal concreta de cómo serían las candidaturas en ese espacio político.
Aceptan en el Palacio 6 de Julio que, hasta el fin de semana pasado, el intendente estaba más convencido que debía ser candidato a gobernador. Sin embargo su postura habría tenido un cambio luego de la encuesta que operadores macristas trajeron a Córdoba para sostener que Oscar Aguad medía más en provincia. Ahora el hijo del ex gobernador le otorgaría más entidad a la reelección.
Mestre ya venía trazando sigilosos acuerdos y acciones estratégicas en capital con el delasotismo para no descuidar el quincho. Estos asuntos tienen que ver con taponar las posibilidades de Olga Riutort, quien por el momento pareciera liderar los sondeos municipales (por eso al peronismo le floreció el candidato Esteban Dómina proveniente del juecismo, y por eso hasta se habla del advenimiento de algún otro contendiente mediático que alquile sello marginal). Eso es todo un dato.
El otro aspecto es que la publicidad oficial hace referencia a la continuidad. Habla en primera persona del plural de “seguir” con la gestión en curso. En las últimas apariciones mediáticas de la Municipalidad, se machaca el concepto de que las obras de infraestructuras que “no se ven” deben continuar: desagües, cloacas, gas. Eso no tiene otro significado más que la reelección. Máxime teniendo en cuenta que ningún otro mestrista está del todo posicionado en el conocimiento de la gente como para irrumpir con una performance de relevancia que le permita el radicalismo retener el sillón principal del Palacio 6 de Julio.
Acomodamiento de mestristas
Una de las discusiones que se vienen ahora en el seno del radicalismo capitalino tiene que ver con los lugares donde se reacomodarán los principales cuadros del mestrismo. Desde el inicio de gestión, los dirigentes de mayor visibilidad fueron Marcelo Cossar, Javier Bee Sellares y el dolorense Facundo Cortés Olmedo. El primero y el tercero no la pasaron bien a mitad de mandato por supuesto hechos de corrupción que no prosperaron en la justicia.
Sin embargo, Cossar logró pasar el tembladeral y continúa en su cargo electivo (viceintendente). Cortés Olmedo no y tuvo que salir de gobierno municipal. Por su parte, Bee Sellares perdió visibilidad cuando se fue del Concejo Deliberante para asumir como secretario de Gobierno, pero parece haber ganado algo de poder interno.
Así las cosas, un rumor proveniente del segundo piso del Palacio 6 de Julio habla de que el mestrismo intentará colocar como candidato a diputado nacional, en puesto expectable, a Cossar. Se habla también de que Bee Sellares podría secundar a Mestre en la boleta de la lista 3 para la Municipalidad.