¿Señal? Juez castiga a Macri y a Aguad en “la semana” de la alianza

Daniel y Luis Juez
Juez criticó con dureza a Mauricio Macri y a Oscar Aguad. Es llamativo, porque hasta ahora al porteño sólo lo elogiaba como un macrista de la primera hora. Luego le apuntó a Aguad, a quien también insultaba en otras épocas calificándolo de “facho” con “un pasado represor”. Hasta ahora, es su mejor aliado en Córdoba.

La eventual alianza opositora al delasotismo vivirá 72 horas decisivas, al fin de las cuales el panorama debería quedar aclarado de una vez por todas.
La primera estación sería hoy mismo, porque el PRO daría a conocer la encuesta encargada por Mauricio Macri a Poliarquía. Macri, ya se sabe, no quiere que la candidatura a gobernador de la Triple Alianza (en realidad los socios son cuatro: PRO, UCR, Frente Cívico y CC-ARI) surja por mecanismos democráticos o institucionales.
La segunda será el miércoles a las 16, en el despacho de Macri, adonde Juez llevará sus lamentos de última hora.
Fuentes aguadistas aseguran que la encuesta de Poliarquía dará a conocer una ventaja de Oscar Aguad sobre Luis Juez, cerrando la discusión en ese tramo de la alianza eventual. El jefe del Frente Cívico había aceptado esa manera de resolver la cuestión.
Claro que Ramón Mestre no declina su aspiración de ser el candidato a gobernador de la coalición opositora, y la tensión deberá definirse dentro de la Unión Cívica Radical. Para ello, la UCR tiene elecciones internas abiertas a los independientes programadas para el 3 de mayo, aunque Aguad ha anticipado que no quiere participar.
Con estos números en la calle, Juez se entrevistará el miércoles con su nuevo líder político, Macri, en la oficina de éste en la jefatura de gobierno porteña.
Fuentes juecistas anticipan que la reunión no será suave, y los más osados afirman que Macri podría volver a convertirse, para Juez, en el “pelotudo” (así le decía hasta no hace mucho) de antes.
Juez ya sabría que la encuesta de Poliarquía lo perjudica y por eso endureció su discurso. Así lo hizo ayer en la entrevista publicada por La Voz del Interior, en la que ventiló cosas mucho más fuertes que su deseo de vencer a Juan Schiaretti.
Juez criticó con dureza a Mauricio Macri y a Oscar Aguad. Es llamativo, porque hasta ahora al porteño sólo lo elogiaba como un macrista de la primera hora.
“Macri ha sido extremadamente injusto. Como el conductor, debe brindar para afuera una imagen de ecuanimidad, pero también de firmeza. Es injusto no saber valorar lo que han hecho unos y otros. El Frente Cívico se siente sancionado”, afirmó. Cuando dice “el Frente Cívico” se refiere a él mismo, porque también, en una demostración de lo que entiende por democracia, expresó que el partido “está como tiene que estar. Como un partido fuertemente conducido por un líder casi excluyente”.
Luego le apuntó a Aguad, a quien también insultaba en otras épocas calificándolo de “facho” con “un pasado represor”. Hasta ahora, es su mejor aliado en Córdoba.
Así opina, por ahora: “Está claro que si Aguad viene como candidato de la Unión Cívica Radical es una cosa, pero si viene solo es otra. ¿Cuánto mide Aguad fuera de la estructura del radicalismo? Habría que medirlo para poder sopesar y tomar una decisión. Igual yo ya he dicho que si tengo que acompañar a Oscar lo voy a hacer. Nos vamos a sentar a discutir. Pero el problema que tiene hoy este espacio político no es de nombres, el tema es que no hay decisión política y eso es paralizante. La verdad es que si Aguad viene solo nos queda flaco”.
Lo que está claro es que Juez ahora simula descubrir que Aguad no arrastra una buena porción de la UCR. Seguramente ya lo sabía, pero es en este trance que lo dice.
¿Juez está por romper todo?
Algunos juecistas sugieren que lo que sigue es “la gran Carrió”, y que eso ocurriría bien pronto. Esforzado será el trabajo de los operadores macristas llegados de Buenos Aires por estas horas.
De hecho, en la misma entrevista, amenaza: “Que quede claro: nosotros estamos preparados para competir solos. Estamos convencidos que Córdoba necesita un cambio y nosotros hemos hecho méritos suficientes para ser quien conduzca ese cambio. Pero también nos encantaría hacerlo junto con otros actores políticos, para ofrecer una propuesta más engordada y que sea competitiva”.