Pax Radical a nivel nacional apura alianza cordobesa



p06-1El Presidente del Comité Nacional de la UCR, Ernesto Sanz, se reunió con los referentes de la posición que resultó perdidosa en la convención reunida en Gualeguaychú. Gerardo Morales, Ángel Rozas, Julio Cobos y Ricardo Alfonsín eran, hasta el momento, los principales críticos del acuerdo UCR-PRO-CC que fue aprobado por mayoría en la convocatoria que tuvo lugar en la ciudad entrerriana.
El acuerdo logrado en el cónclave permite a Ernesto Sanz alinear a todo el radicalismo en su estrategia. La aceptación de los términos de la resolución es el principal logro del mendocino que así termina de ahuyentar los fantasmas de la ruptura partidaria que se venían agitando desde distintos sectores políticos.
En este sentido, los referentes rebeldes se comprometieron a apoyar la pre candidatura presidencial de Sanz en las primarias abiertas donde se enfrentará con Mauricio Macri y, hasta el momento, Elisa Carrió. El apoyo de la estructura radical es clave para la competitividad del aspirante presidencial radical y para fortalecer su posición en las negociaciones pendientes con el macrismo. “El radicalismo está unido y fortalecido para competir en todo el territorio nacional”, aseguró el senador nacional al término de la reunión.
La contraparte del entendimiento será la autorización expresa para la ampliación del marco de alianzas en los distritos encabezados por los dirigentes hasta ayer rebeldes. Gerardo Morales es candidato a gobernador de Jujuy apoyado, entre otras fuerzas, por el Frente Renovador de Sergio Massa, una situación similar se repite en provincias como Formosa, Tucumán y Chaco, donde alianzas amplias encabezadas por el radicalismo tienen grandes chances de destronar al justicialismo kirchnerista. “Si hay acuerdos preexistentes con fuerzas que no están dentro de la alianza nacional estos serán respetados”, se encargó de aclarar Sanz para dar tranquilidad a los postulantes provinciales.
“Hay mucho que hacer por delante”, declaró por su parte Morales quien planteó la necesidad de bajar a los postulantes macristas en las provincias para no restar chances a los candidatos de la UCR. Sanz se comprometió a trabajar en ese tema aunque solicitó a los líderes radicales que ofrecieran esquemas de integración local al PRO. El mendocino tomó como ejemplo a imitar el acuerdo alcanzado en Chaco, donde la candidata radical Aída Ayala consiguió integrar a su coalición tanto al macrismo como al massismo pasando por el Partido Socialista y Libres del Sur. Otro ejemplo de alianza amplia con los mismos componentes es el de Mendoza.
Esta flexibilidad a nivel local no se reproduce en lo que hace a los cargos nacionales. Sanz aclaró que no hay libertad de acción para los comités provinciales en ese tramo. Las listas de diputados y senadores radicales solo se presentarán en las PASO en el esquema diseñado en Gualeguaychú. Paralelamente, se integrará una comisión redactora del programa que la UCR presentará a sus socios. “Sanz entendió nuestras inquietudes, basadas en cómo se implementa la resolución de Gualeguaychú en cuanto a los acuerdos programáticos y políticos”, dijo Cobos avalando el acuerdo al que llegó con su comprovinciano.
También se concluyó en la necesidad de ampliar el equipo de negociadores radicales para las conversaciones con sus aliados. A los sanzistas Federico Storani, Facundo Suarez Lastra y Walter Ceballos se sumaran tres representantes del sector acaudillado por Morales. Circuló el nombre de Ángel Rozas como uno de los que se sumarían a la comisión negociadora.
El último punto resuelto en la reunión radical fue la realización de un acto conjunto donde se presentaría tanto la fórmula radical para competir en las PASO contra la del PRO y la Coalición Cívica como todos los candidatos radicales a gobernadores de las provincias. Este evento tiene como objetivo mostrar una imagen de unidad partidaria y de extensión territorial, principal atributo que expone el radicalismo ante sus aliados.
La resolución definitiva de la disidencia interna a nivel nacional coloca como prioridad uno de los dirigentes radicales la consecución definitiva de la entente cordobesa entre la UCR, el PRO, el Frente Cívico y la Coalición Cívica. Además de la premura de los plazos legales, el Comité Nacional de la UCR necesita construir el reflejo cordobesa de la estrategia aprobada en Gualeguaychú. Resultaría paradójico, y una demostración de debilidad innecesaria, que la hoja de ruta aprobada en la convención tenga su correlato en provincias como Jujuy y Chaco cuyos convencionales votaron mayoritariamente en contra y que fracase en Córdoba que se expresó casi unánimemente a favor.
En este sentido se enfocaran los esfuerzos de los dirigentes nacionales de la UCR en el sentido de facilitar el entendimiento y dar por concluida la etapa inicial del acuerdo. Para Ernesto Sanz es imprescindible llegar a fin de mes con una buena noticia desde nuestra provincia.