Interna UCR: Mestre irá sin vice (para negociar)

Por Alejandro Moreno
[email protected]

mestre-sentado-en-la-casaRamón Mestre dejará vacante el renglón de su compañero de fórmula gubernamental en la elección interna de la Unión Cívica Radical, que fue convocada el lunes pasado para el domingo 3 de mayo.
Aunque previsible, el dato confirmado ayer por fuentes mestristas ratifica la decisión de cerrar posteriormente una alianza con el PRO, la Coalición Cívica y –magia mediante- con el Frente Cívico de Luis Juez.
De esta manera, la fórmula para la interna figurará en las boletas -si se llega a imprimirlas, porque podría ocurrir que no haya dos listas para competir- será Mestre-reservado.
La idea ha sido siempre en el mestrismo que el compañero de fórmula del candidato radical sea colocado por el PRO. Y aunque el PRO ha lanzado como su propio candidato al poco conocido empresario Ércole Felippa, los radicales insistirán con el mucho más taquillero Héctor Baldassi, diputado nacional que aún factura su publicidad por los años que pasó como árbitro de fútbol. De todos modos, habrá que superar el vedetismo de Baldassi, quien ha dicho que no quiere acompañar la provisional candidatura de Felippa porque se considera muy importante, así lo dijo, para el proyecto macrista en la Cámara de Diputados.
Si todo esto sucede de tal modo, la UCR llevará por segunda elección consecutiva un candidato a vicegobernador de otro partido político. En 2011 la fórmula fue Oscar Aguad-Néstor Roulet (quien luego de esta experiencia pasó no casualmente al PRO).
Para el segmento de candidatos a legisladores de distrito único (sábana) como el de legisladores departamentales, en cambio, se completarán todos los casilleros: 44 y 26, respectivamente.
En el almuerzo del lunes entre los principales referentes de la Unión Cívica Radical se acordó que como el partido saldrá de su proceso interno con listas de legisladores completas, todos los que allí figuren deberán estar dispuestos a allanarse a las consecuencias de un posterior acuerdo con el PRO.
Esto significa que, por ejemplo, el candidato número 3, si ese espacio fuera cedido a los macristas, deberá aceptar ser corrido para abajo (dos lugares, además, por exigencia del cupo femenino).
Hasta ahora, el único que ha dicho con toda claridad que quiere ser candidato a gobernador de la UCR es Ramón Mestre, mientras que Oscar Aguad, como dijo Mauricio Macri, un día dice que sí y otro día dice que no. Además, Aguad amaga con ser candidato por afuera de la UCR.
Por ello, podría ocurrir que la lista de la interna radical no llegue a las urnas, sino que quede consagrada antes.

Negociaciones
La condición necesaria es que haya un acuerdo entre el mestrismo y el resto de los grupos internos, que podrían colocar nombres propios en el inmenso listado de candidatos (que es más chico cuando se negocia sobre los lugares con chances reales de sacar premio).
En los próximos días se iniciarán las conversaciones entre los diplomáticos de los grupos, si es que telefónicamente no empezaron los primeros sondeos.
En la UCR los grupos internos son Confluencia (mestrismo), Marea Radical (aguadismo), Fuerza Renovadora (nicolacismo), Morena (negrismo), Identidad Radical (becerrismo), Línea Córdoba (angelocismo) y Córdoba con Todos (jurismo).
Por supuesto, el proceso no será sencillo (nunca lo es) y habrá que apostar porque la definición llegará sobre el filo del 24 de abril, fecha de cierre de la lista de candidatos.
En el mestrismo advierten con preocupación que Unión por Córdoba ha cerrado una lista de candidatos a legisladores bastante potente.
En particular, miran los nombres de los candidatos departamentales, por lo que en la UCR aseguran que habrá que poner “lo mejor de lo mejor” para las luchas territoriales, ya sea por el impacto electoral como por las consecuencias sobre una posible gobernabilidad.