Accastello con críticas selectivas a PJ: solo apuntó a Schiaretti



eduardo accastello 001El intendente de Villa María, Eduardo Accastello parece querer direccionar sus dardos a la interna peronista. Si bien las chances de que participe de la contienda del 26 de abril son remotas, busca traccionar votos justicialistas y confrontar –aunque muy lejos, según marcan las encuestas- con quien es el favorito de Unión por Córdoba (UPC) para competir por la Gobernación: Juan Schiaretti. En los últimos días, Accastello marcó sus diferencias con el sector del PJ que comanda el actual diputado nacional y al mismo tiempo buscó generar empatía con el gobernador. “Queremos plantear una alternativa diferente. Tenemos acción y metodologías diferentes de visiones con el schiarettismo”, disparó el villamariense en Cadena 3, al tiempo que comparó su decisión de participar de los comicios a la Gobernación por fuera de la estructura partidaria, con la carrera presidencial de José Manuel de la Sota.
“Queremos renovar el peronismo contra el schiarettismo en Córdoba, yendo a competir en las generales”, agregó el villamariense, quien puntualizó sobre la figura de Schiaretti y se abstuvo –intencionalmente- de arremeter contra De la Sota en sus declaraciones.

Guiños a De la Sota
Los intentos por de agradar al Gobernador, de quien fue ministro de Gobierno, se han sucedido en las últimas semanas. Las versiones apuntadas desde Villa María lo señalaban como un posible compañero de fórmula en el caso de que José Manuel de la Sota decidiera competir por un nuevo mandato. Una hipótesis con poco sustento, pero que se filtró desde la arena política.
El segundo intento por abonar su relación con De la Sota vino de la mano de un trascendido que indicaba su intención de que la esposa del mandatario provincial, Adriana Nazario, lo secundase en la carrera por la Gobernación. También desestimada por el mismo Accastello. “Con Adriana tenemos una relación de mucho respeto. No hemos hablado estos temas”, se escudó.
Para el kirchnerismo ortodoxo, que pide absolutos, su fidelidad está en la mira. Siempre se especuló con la posibilidad de un retorno del villamariense al Panal. Pero nunca se concretó. Esas suspicacias bajaron la cotización de Accastello para los K más duros.
En el marco de la tragedia por las inundaciones, De la Sota y Accastello se mostraron – tal como requería la emergencia- juntos. El villamariense fue el encargado de comandar el operativo en la cuenca del río Ctalamochita durante las intensas lluvias que azotaron a la provincia en febrero. La foto no cayó bien entre algunos kirchneristas.
El sentimiento de pertenencia al PJ provincial entra en contradicción con la fe ciega que el kirchnerismo requiere. Como un enamorado que conserva las expectativas de retomar una relación con su ex pareja, Accastello sueña con la posibilidad de regresar al peronismo provincial. Y para ello no quiere cortar los lazos con quien fuera uno de sus principales padrinos en la vida política.

Indecisión
Este doble juego también se replica al interior del kirchnerismo. Accastello fue el anfitrión de los precandidatos K con más chances de competir en la interna. Hace dos semanas recibió al Ministro del Interior, Florencia Randazzo, en la inauguración de las nuevas formaciones en la estación de Alta Córdoba. Y durante el Festival de Peñas, respaldó la candidatura presidencial de Daniel Scioli.