Convención UCR define el armado de la oposición local



2015-03-12_SANZ_COBOS_webLas posiciones dentro del radicalismo sobre eventuales acuerdos electorales concentra la atención de todo el arco político argentino, en particular de los candidatos opositores. Tanto Mauricio Macri como Sergio Massa esperan la resultante de la convención de este fin de semana para afinar sus estrategias.
A lo que en principio parecía una discusión entre estrategias distintas para enfrentar las próximas elecciones presidenciales, se agregó una pelea sobre candidatura presidencial del radicalismo en las PASO entre Ernesto Sanz y Julio Cobos. Las posiciones de los dos líderes nacionales en disputa quedaron expuestas en un debate televisivo por el canal Todo Noticias.
Sanz definió su propuesta: enfrentar a Mauricio Macri y, eventualmente, Elisa Carrió en una primaria abierta para luego ofrecer una candidatura única. El senador mendocino puntualizó que “es el momento, está la fruta madura” para cerrar un acuerdo “posible, ganador y ventajoso” para la UCR. La propuesta de Sanz se completa con un acuerdo en el tramo de diputados y senadores con preeminencia radical en la mayoría de los distritos.
Cobos hizo hincapié en la necesidad pasa por primero acordar programas aunque no puntualizó el esquema final de la coalición que propone. Dentro de la coalición interna que lo apoya hay distintas posturas, Ricardo Alfonsín se inclina a un acuerdo similar a lo que fue UNEN (socialismo, GEN, etc.) mientras que el jujeño Gerardo Morales fogonea la posibilidad de una interna amplia en la que participen todos los referentes opositores incluyendo a Sergio Massa.
La correlación de fuerzas augura una votación apretada. Ambos bandos hablan de diferencias exiguas (entre 30 y 60 votos en un total de 353). Hay versiones cruzadas sobre realineamientos de delegados de diferentes provincias. Desde el sanzismo se dejó trascender que referentes de Catamarca y Formosa, inicialmente alineados con Morales, se abrían comprometido a apoyar la posición del presidente del Comité Nacional.
La decisión del radicalismo nacional tendrá un impacto fuerte en Córdoba. Los principales referentes provinciales se alinean con la posición de Sanz ya que es la más compatible con el armado local (UCR-PRO-FC). De triunfar la postura cobista, se sumaría un inconveniente más al complejo proceso de negociación entre el radicalismo y el macrismo cordobés. Por otro lado, si se aprobara una primaria “amplia” entre toda la oposición podría darse la insólita situación de que referentes del radicalismo, el juecismo y el macrismo se encuentren compitiendo dentro del mismo frente con el olguismo, aliada a Sergio Massa. Para el oficialismo partidario es central que, de no aprobarse la alianza con el PRO y la CC, se libere a los distritos para estructurar sus frentes electorales de acuerdo a la realidad local.
La composición interna de los 21 convencionales por Córdoba arroja una mayoría a favor de Sanz pero aun existen dudas sobre la posición de un buen número de delegados referenciados con el angelocismo. Voceros de este sector indicaron que enviaron un representante a Gualeguaychú para entrevistarse con dirigentes de cada una de las posiciones a fin de interiorizarse de las mismas y proponer modificaciones.
Vueltos de Gualeguaychú, los dirigentes radicales deberán concentrarse en el armado local. La dilación de las negociaciones estaba justificada, hasta el momento, por la realización de la Convención Nacional. De todos modos, en el macrismo crece la impaciencia y surgieron versiones de que se decidirían por una fórmula propia encabezada por Héctor Baldassi. Esta iniciativa del PRO cordobés produjo una reacción de Luis Juez, que apuesta a encabezar la fórmula macrista en reconocimiento a su entusiasta adhesión a la postulación presidencial del jefe de gobierno porteño.
El lunes, con la hoja de ruta radical en la mano, comenzará a develarse la incógnita sobre el complejo entramado de la oposición cordobesa.