UNC: la alianza vallejismo-MUN ya tiene candidato, Silvia Aguirre

alberto geraiges 08-09Después de 3 años y medio, la desnormalización del gremio más fuerte de la UNC parece estar llegando a su fin. El gremio no-docente concretó ayer una nutrida asamblea de afiliados a fin de establecer el cronograma y elegir los miembros de la junta electoral que tendrán a su cargo el desarrollo de los comicios previstos para el 2015.
La intervención del sindicato fue decretada en junio de 2011, luego de que el entonces secretario general, Aldo Sparza, quedara en minoría en la comisión directiva. Durante estos años, el interventor designado por el Ministerio de Trabajo fue Alberto Geraiges, experimentado dirigente de la FATUN (federación argentina de trabajadores no docentes), proveniente de la Universidad Nacional de San Luis. El largo proceso de negociación y ordenamiento tuvo su corolario con la convocatoria a la asamblea realizada en la Ciudad Universitaria.
La ansiedad creciente en las bases por recuperar representación legítima se expresó con la asistencia de 328 afiliados en una fecha muy complicada ya que prácticamente no hay actividad en la universidad. Para tomar dimensión, una simple asamblea no-docente movilizó una cantidad equivalente a la mitad de los votantes en la última elección del gremio docente ADIUC. La Gremial San Martín cuenta con 2026 afiliados (1491 activos de UNC, 85 de la Daspu y 450 jubilados).
Además del número de trabajadores, la asamblea tuvo un marco plural desde el punto de vista político. Además de los grupos identificados con la Agrupación Sanmartiniana conducida por Carlos Vallejos y el Movimiento de Unidad No-docente (MUN) encabezada por Jorge Di Marco, estuvo presente un contingente de una veintena de activistas identificados con el Colectivo Universitario encabezado por Willy Guardatti, dirigente opositor proveniente del Área de Deportes de la UNC.
La diversidad de sectores internos que estuvieron representados en la convocatoria es un dato positivo para la futura conducción gremial. Luego de un período tan prolongado de intervención, la fortaleza del sindicato dependerá del grado de legitimidad que tenga la comisión directiva que surja de las elecciones. Cuanto más fortaleza interna se adquiera más autonomía política tendrá la Gremial, y por ende, menos dependencia del rectorado de la UNC. El rector Tamarit pudo frustrar en el pasado varios intentos de renovación e incluso vetar algunos nombres propuestos para encabezar el sindicato, el panorama parece modificarse a favor de la futura conducción.
Otro hecho político importante fue la unanimidad que se consiguió en todas las decisiones tomadas en el día de ayer.
Además de la elección de los miembros de la junta electoral, que elegirá a su presidente el 28 de febrero, se acordaron las fechas de aprobación del padrón y presentación de listas para la segunda quincena de marzo. La fecha de la elección se consensuó para el día 23 de abril de 2015.
Por otra parte, el MUN y la Agrupación Sanmartiniana acordaron concurrir en una lista común a los comicios de abril. La dupla, que larga como favorita, estará encabezada por Silvia Aguirre, experimentada dirigente de la Facultad de Derecho, acompañada por Nicolas Franchi del Colegio Manuel Belgrano.
Los trabajadores no docentes iniciaron el camino que puede concluir en la recuperación de lo que fue, históricamente, el gremio más fuerte de la UNC. Además de una herramienta de representación, la Gremial San Martín siempre fue un actor destacado en el entramado político universitario. El compromiso con una gestión prolija y políticamente incluyente de la entidad gremial será la clave de su destino. Si no hay sabotajes de último momento, la vuelta de la Gremial San Martín al ruedo universitario será la noticia destacada del inicio de 2015.