Socios del juecismo ponen límites y se organizan



DYN35.JPGEl romance del Luis Juez con el macrismo empezó a generar reacciones en sectores que fueron aliados en los últimos años. El GEN, partido que conduce Margarita Stolbizer a nivel nacional y Miguel Ortiz Pellegrini en Córdoba; El Partido Socialista y Libres del Sur anunciaron que comenzarán a articular acciones con autonomía del Frente Cívico.
Cierto es que el primer conato de ruptura de lo que fue el FAP Córdoba fue la decisión del socialista Birri, en noviembre de 2013, de separarse del bloque del Frente Cívico en la Legislatura Provincial y fundar un bloque propio. En ese momento el Partido Socialista argumentó que su prioridad era “el desarrollo del socialismo en la provincia y un fuerte trabajo de visibilización y sumatoria al proyecto presidencial Binner 2015”. Ya entonces la relación entre el Partido Socialista y el Frente Cívico no pasaba por su mejor momento.
El repentino acercamiento de Juez al PRO, intentando ser la persona bendecida por Mauricio Macri para encabezar una alternativa multipartidaria al justicialismo local acentuó estas diferencias y prácticamente obligó a los antiguos compañeros de ruta del Frente Cívico a transitar nuevos caminos.
La tríada PS-GEN-Libres del Sur intenta recuperar el perfil centro-izquierdista de la coalición UNEN y ocupar el espacio del progresismo ante los movimientos aluvionales del Frente Cívico y sectores de la UCR hacia opciones que ellos consideran incompatibles ideológicamente. Sostienen que en el caso de existir una alineación de Juez con el partido de Macri quedaría un espacio progresista sin representación y sin alternativa electoral en lo provincial.
La Coalición Cívica cordobesa, que conduce Omar Ruiz, se sumaría a este agrupamiento aunque con perfil propio. Si bien comparten algunos de los planteos no descartan ampliar la coalición provincial e incluso han avanzado en diálogos con la conducción del PRO de Córdoba. El terremoto político que Elisa Carrió generó la semana pasada provocó que sus seguidores locales evaluaran cuidadosamente sus movimientos.
El hecho fundacional de esta nueva estrategia tendrá lugar este martes a las en el hotel Interplaza cuando esta nueva entente realice una charla-debate que tendrá como orador principal al ex presidente de bloque de la UCR, Ricardo Gil Lavedra.
Esta presencia no es casual. Gil Lavedra representa la quintaesencia del progresismo vernáculo ya que fue miembro del Tribunal que juzgó a las Juntas Militares, fue siempre un feroz crítico del kirchnerismo y se encuadra, en la interna de UNEN, dentro del sector más refractario a un acuerdo con el Jefe de Gobierno porteño. Además es radical, lo cual es un mensaje en sí mismo para el radicalismo local, que parece inclinado mayoritariamente a un acuerdo que incluya al PRO.
El tema elegido también contiene un mensaje político. El ex diputado radical disertará sobre “Seguridad, desde una perspectiva inclusiva y democrática” pocos días después de que Luis Juez hiciera declaraciones elogiosas de la Policía Metropolitana de Mauricio Macri. Se espera que Gil Lavedra y los demás disertantes se diferencien meridianamente de esta visión.
Los organizadores del encuentro aclararon que tanto la UCR como el Frente Cívico fueron invitados a participar del encuentro por medio de sendas misivas a sus autoridades locales. Se desconoce hasta el momento la respuesta del Comité Central radical y del partido que preside Ernesto Martínez. Un dato ilustrativo del momento político es que Luis Juez no fue invitado personalmente sino a través de la conducción del Frente Cívico.
Además de Gil Lavedra, serán oradores Miguel Ortiz Pellegrini por el GEN, Roberto Birri por el PS, Omar Ruiz por la CC y Fernando Cortes Araya por Libres del Sur.
El que habría confirmado su presencia es Mario Negri, una de las voces más críticas a la estrategia provincial de construcción de la coalición. El presidente del bloque de diputados nacionales de la UCR no descarta la ampliación de una alianza no peronista en Córdoba pero rechaza la centralidad que tanto Juez como algunos sectores de la UCR le están dando al partido del jefe porteño.
Los organizadores pretenden congregar el espectro m{as amplio posible pero advierten que, de mantenerse el giro hacia el macrismo, construirán una alternativa propia que mantenga los valores originales de UNEN. Todo parece indicar que es solo el primer round de una pelea larga.