Juez complica acuerdo con PRO y UCR: insiste con ser candidato a gobernador

1-slide-copia2
“No voy a legitimar a ningún delincuente”, sostuvo, sin precisar a quién se refería, aunque Juez suele mencionar de esa manera al radical Ramón Mestre. También manifestó que “nadie, por más encumbrado que sea nos va a decir en qué cancha vamos a jugar”. Esta frase parece tener por destinatario a Mauricio Macri y el plan del PRO para que el destino de Juez sea su reelección en el Senado nacional.

Por Alejandro Moreno
[email protected]

Luis Juez instruyó ayer a la dirigencia del Frente Cívico sobre los pasos políticos que, dice, dará en 2015. “Yo voy a ser candidato a gobernador por el Frente Cívico de Córdoba”, afirmó. Y agregó: “solos no nos alcanza”.
En una reunión “organizativa” realizada en el colmado salón de Unión y Benevolenza, Juez habló a su gente, pero envió al mismo tiempo, y fundamentalmente, mensajes a sus interlocutores macristas y radicales.
Juez ingresó al salón en camisa, arremangado, y vaquero, dando un perfecto look para una reunión de trabajo que, aclaró, no era el lanzamiento de campaña, “como publicaron algunos pícaramente” (en relación a La Voz del Interior). “No nos tomen el pelo”, reclamó. El jefe del Frente Cívico prometió que cuando lance su campaña lo hará llenando el Orfeo.
Los dirigentes del Frente Cívico -y por intermedio de ellos los negociadores del PRO y de la UCR- escucharon que Juez enfatizó que no será candidato para bajarse luego.
“No voy a legitimar a ningún delincuente”, sostuvo, sin precisar a quién se refería, aunque Juez suele mencionar de esa manera al radical Ramón Mestre.
También manifestó que “nadie, por más encumbrado que sea nos va a decir en qué cancha vamos a jugar”. Esta frase parece tener por destinatario a Mauricio Macri y el plan del PRO para que el destino de Juez sea su reelección en el Senado nacional.
Las declamaciones gubernamentales de Juez (que para algunos son una jugada única para evitar la dispersión de la tropa) complican el acuerdo tripartito que pretende el PRO. Los macristas le reconocen a los radicales la supremacía para colocar el candidato a gobernador, pero quieren a Juez en el esquema. Todo a la vez, no se puede.
Otra definición que dejó la reunión de ayer fue que el juecismo buscará aferrarse a la imagen del “fraude electoral” del 2 de septiembre de 2007. La Justicia demostró con total solidez que no hubo tal fraude, y que la única mentira fue la que montó el propio Juez para capitalizar la estrecha derrota que sufrió a manos del candidato de Unión por Córdoba, Juan Schiaretti.
Sin querer, Nando Fernández, el único dirigente que habló antes que Juez, lo reconoció. “Éste es nuestro relato”, subrayó. Relato, desde el kirchnerismo, significa mentira.
De todas maneras, Juez recuerda que por aquellos días, ayudado por la liviandad de muchos periodistas, muchos cordobeses que no lo habían votado se solidarizaron con él porque creían realmente que se había cometido trampa en el escrutinio.
“Esto es lo más fuerte que nos ha quedado grabado en nuestra corta historia”, dijo ayer. El 2 de septiembre es algo así como el 17 de octubre del peronismo, o el 30 de octubre del radicalismo.
Juez advirtió a sus conmilitones que fue “un error imperdonable” pensar que toda esa gente que los apoyó iba a votar al Frente Cívico mecánicamente. Instó, entonces, a ir a buscar “casa por casa” a todo aquél que en 2007 “se sintió indignado, vejado”.
El candidato a gobernador del Frente Cívico expresó que a los vecinos hay que pedirles “una oportunidad de gobernar”, y a tono con la nueva política que representa mejor que nadie, agregó: “eso nos libra de cualquier discusión ideológica”.
La reunión había comenzado con un video titulado “Abran las urnas”, de estilo bien juecista, con datos manipulados e imágenes de la película “Las mujeres son cosa de guapos” en las que el Gordo Porcel, Alberto Olmedo y Javier Portales fundamentaban la denuncia.
Curiosamente, Nando Fernández señaló que el 18,5 por ciento de los votantes 2015 no lo hizo en 2007, lo que hace pensar si es una buena estrategia hablar de algo que uno de cada cinco votantes no tiene demasiada idea.
Pero Juez sí cree que está bien, y agradeció “a Dios y a la Virgen” porque tendrá revancha con “el mismo tipo que nos robó”, ya que se supone que el candidato del oficialismo será nuevamente Schiaretti.
El Frente Cívico tomará los últimos 45 días del año con intensidad militante: abrirán 100 locales en los barrios, participarán de la Marcha de la Gorra el jueves 20, y harán “acciones públicas” para recordar los incidentes del 3 y 4 de diciembre del año pasado y el Día de los Derechos Humanos el 10 de diciembre.