Carro va por su reelección (financia Tamarit)

Mimo finalLos docentes universitarios afiliados a ADIUC (menos del 20% del total) van a las urnas para renovar la junta ejecutiva y la comisión revisora de cuentas del gremio.
A pesar de que este sindicato reúne un pequeño porcentaje de profesores universitarios, la importancia política de esta elección se ha visto incrementada por la aprobación de una polémica versión local del convenio colectivo de trabajo para el sector docente (CCT), firmado en el Ministerio de Trabajo de la Nación.
El rectorado apresuró la aprobación del acta local ratificatoria del convenio con un claro propósito electoral. En la actualidad, ADIUC no se caracteriza por su activismo, ni reporta grandes dividendos políticos al oficialismo universitario, pero el triunfo de una lista que no siguiera las directivas de Tamarit le complicaría un frente político que hoy se mantiene muy tranquilo.
El oficialismo está representado por la lista “Participación y Compromiso Docente – Lista Naranja“, encabezada por Pablo Carro (docente de Ciencias de la Información y mimo profesional) acompañado de Sandra Mutal (docente de Filosofía) y Lucrecia Medina (Manuel Belgrano).
El sector que conduce el rectorado jugó fuerte en el apoyo a Carro. Además de la incierta promesa de pase a planta de los docentes interinos, el texto del convenio incluye una insólita cláusula recaudatoria: un porcentaje de todos los salarios docentes de la UNC (sean afiliados a ADIUC o no) irá a parar a la caja gremial.
El impulso oficial llega a tal punto que se espera que la próxima Asamblea Universitaria sea convocada a los fines de adaptar el Estatuto de la UNC a los términos acordados en el CCT.
Además de estas dadivas electorales, se supo que en las últimas horas se intensificaron los llamados de los decanos oficialistas indicando la conveniencia de votar por la lista oficialista. Esta incursión del aparato institucional en una elección gremial se sintió particularmente en las facultades de Filosofía, Artes y la Escuela de Ciencias de la Información (conducidas por referentes del riñón de Tamarit).
La oposición a está concentrada en la lista Frente de Docentes en Lucha que propone como Secretario General a Juan Balussi (Ciencias de la Información), escoltado por Tomas Torres (Manuel Belgrano) y Adolfo Buffa (Ciencias Económicas).
Esta agrupación denuncia que el CCT aprobado conculca derechos adquiridos de los docentes interinos y difiere sustancialmente en la cantidad de profesores que la UNC (y Carro) consideran en esa situación. Mientras el oficialismo calcula que los “beneficiarios” del pase a planta son alrededor de 1000, la lista opositora sostiene que los docentes precarizados son más de 6000.
En el mismo sentido consideran que la aprobación del CCT es solamente una maniobra electoralista que pretende ocultar la inactividad sindical de la actual conducción. Exigen una reapertura de paritarias y la eliminación del impuesto a las ganancias en el salario.
El oficialismo considera a las facultades de Filosofía y Artes como sus plazas fuertes, mientras que la oposición es mayoritaria en los colegios Monserrat y Manuel Belgrano. Se espera una disputa fuerte en el resto de las unidades académicas aunque se espera que el aparato rectoral tenga una incidencia importante.
A las 19 hs. se abrirán las urnas y se descubrirá si la desproporcionada inversión política del rector Tamarit en ADIUC produce los resultados esperados.