Ruido entre PRO y UCR por plazos para alianza electoral

Macristas y juecistas ya se muestran juntos sin pudores. Héctor Baldassi y Juan Pablo Quinteros compartieron una charla sobre salud y deporte en el Instituto Superior Manuel de Falla.
Macristas y juecistas ya se muestran juntos sin pudores. Héctor Baldassi y Juan Pablo Quinteros compartieron una charla sobre salud y deporte en el Instituto Superior Manuel de Falla.


Desde la efusividad emanada del éxito de la alianza electoral que conquistó la intendencia de Marcos Juárez en septiembre pasado, se pasó a la mesura caracterizada por acciones en público conjuntas bastante acotadas y pocas definiciones en torno a un tema central: el armado del frente. Se esperaba que se intensificarían los contactos entre macristas y radicales (en especial mestristas) para trasladar aquella experiencia piloto del este provincial al arco provincial.
Lo cierto es que los alfiles de Mauricio Macri se encuentran enfocados en trabajos territoriales y candidatos propios, mientras que los miembros del centenario partido siguen de cerca el devenir de la gestión municipal a cargo de Ramón Mestre.
Claro que siguen intactas las intensiones de confluir en un frente que pueda competir con chances la opción que ofrezca el peronismo local, aunque las tratativas que se dilatan en el tiempo provocan desgastes obvios. De todas formas, los vínculos se siguen cultivando y las reuniones para el repaso de expectativas o análisis se siguen propiciando.
El pasado viernes, encumbrados de la UCR y el PRO protagonizaron un encuentro con dos objetivos: revisiones de plazos para la toma de decisiones y dejar claras estrategias de armado. Jorge Font, Orlando Arduh y Javier Bee Sellares, por el radicalismo; y Javier Pretto y Nicolás Massot, por el macrismo, fueron los protagonistas de la conversa.
El punto de la discordia, naturalmente, refiere a los tiempos que maneja cada partido para diagramar la estrategia electoral para el año próximo. Los operadores del PRO ya habían comunicado formalmente –quizás excitados por el buen resultado en las urnas en la única elección municipal del año- que diciembre era la fecha cúlmine. Antes de que debiera mudarse el almanaque, deberían estar definidos los partidos que integrarían el frente y los candidatos para cada compulsa del abultado cronograma electoral del año próximo.
En tanto, desde la UCR de Córdoba advierten que necesitarán una ampliación de los plazos. De los intercambios quedó flotando la siguiente conclusión: los radicales estarían en condiciones de debatir internamente la estrategia en febrero o marzo. Sucede que la prioridad de análisis se la lleva el devenir de la administración municipal de Mestre.
El intendente tiene varios asuntos que calzar para determinar después dónde pretende jugar en 2015. Actualmente enfrenta la licitación del servicio de higiene urbana salpicado de críticas de la oposición que pone sobre la mira el crecimiento de los costos o, en su defecto, el achique de la prestación. Todavía poco se sabe sobre la estrategia del referente del Suoem, Rubén Daniele, quien todavía no oficializó su intención de reabrir la paritaria o pedir un bono compensatorio antes de fin de año. En el medio, se desarrolla un cronograma de inauguraciones de obra pública que deberían “premiar” al intendente con un aumento de la aceptación de su gestión. Cada punto incidirá, en resumidas cuentas, en su decisión de buscar un segundo mandato en la Municipalidad o probar con la gobernación (y garantizarse de manera digna, en caso de derrota, la vigencia política).
El macrismo reprocha “la falta de decisiones de cúpula” y asegura que analizarán la conveniencia de los tiempos planteados por los correligionarios, atendiendo a la necesidad de consolidar e instalar el frente. Ahora bien, hasta febrero podrían dilatar la espera. Eso sí, el PRO cultivará mientras tanto su juego propio y por qué no los aceitados vínculos que logró con el juecismo, con quienes mantendrían buenas relaciones. “Los dirigentes del FC están más comprometidos con el frente y comparten nuestros criterios de armado”, diferenció un dirigente del PRO en clara voz de anticipo a la UCR.
El partido fundado en Capital Federal por Macri, continuará con el trabajo territorial y la búsqueda de acuerdos con radicales y dirigentes del Frente Cívico del interior. De hecho, hace pocos días se celebró el cierre de un acuerdo electoral en la localidad de Villa Dolores que incluyó a los partidos citados y la Coalición Cívica-ARI. En pocos días, será presentado el candidato macrista de Carlos Paz, Marcelo Cuevas, con apertura de local partidario incluido.