Bárbaro: El kirchnerismo va a desaparecer

Julio Bárbaro, Bolsa de comercioEl ’76 es –para Julio Bárbaro- el punto de inflexión de la crisis argentina. “La dureza de esa dictadura nos deja una culpa; el genocidio del Estado fue atroz pero la guerrilla fue terrible. Alguna vez tendremos que revisar esa posición. No tenemos un Pepe Mujica, a lo sumo hay un (Horacio) Verbitzy a quien Galimberti siempre le decía ‘qué hablás de dictadura si a vos no te tocó ni el timbre”.
Así arrancó Bárbaro para definir al kirchnerismo como un “gobierno de derecha que le dio un espacio a la izquierda. Y tiene a figuras oscuras como Lázaro Báez o Cristóbal López defendidos por Carta Abierta y Página 12”. El dirigente fue ironizando sobre diferentes ex compañeros suyos como Carlos Kunkel: “Siempre dice que le renunció a Perón porque era reformista y cree que Cristina es revolucionaria. Está para el psiquiatra”. Pidió “no inventar un monstruo con el kirchnerismo, que va a desaparecer”.
“Ya me equivoqué con (Carlos) Menem y con (Néstor) Kirchner. No apoyo a Sergio Massa porque el tercer error sería para el infierno. Apoyo a José Manuel de la Sota”, afirmó e ironizó acerca de que está muy bien que Daniel Scioli no represente a Foster “porque si no tendría cuatro votos”.
Definió a Kirchner como un “pragmático” para quien el poder era “individual y personal” por eso “no quería hablar con (Jorge) Bergoglio”. Planteó que el estatismo actual es consecuencia de que en la década anterior “parecía que al Estado había que vaciarlo. Parece que no podemos transitar la cordura”.
“Nos enamoramos de la viveza. La inteligencia nos parece que está afuera. Podemos dar un Papa o un Barenboin pero no un Presidente”, dijo y le apuntó también al empresariado reclamándole que se comprometa: “Hoy el lugar de la burguesía industrial parece que lo ocupa el sindicalismo; construir una sociedad libre implica compromiso”.