Discusiones en tiempos pre electorales

BANCA 32 - Concejo
BANCA 32 – Concejo


Las discusiones en el cuerpo legislativo de la ciudad vienen tomando cuerpo, a diferencia del llano que se había dado en periodos de la copa del mundo hasta septiembre. Los tiempos electorales se acercan y las fuerzas operan, a nivel político, en dos planos simultáneos y diferentes: el interno y el de posicionamiento público.
En el caso del radicalismo, no hay muchos que digan en voz alta que quieren suceder a Mestre en el sillón principal del Palacio 6 de Julio. Las internas pasan por otro lado, el lado aliancista. Macri sí, Macri no, Juez sí, Juez no. Pero eso tiene más que ver con armados provinciales y nacionales. En lo estrictamente municipal, lo único que se vislumbra, pero sin conflictos explícitos, son probables intenciones de la segunda línea del mestrismo genético: Marcelo Cossar, Javier Bee Sellares. No obstante, todo depende de lo que Mestre decida, encuesta en mano: Provincia o nuevamente ciudad. Tal decisión llegará a principios del año que viene. Y allí arrancará la puja interna municipal, si decide lanzarse al limbo provincial.
En términos legislativos, todo este panorama repercute en una fase de productividad mayor para arrancar el último año de mandato. La UCR intentará repuntar y mostrar logros de gestión que no pudo hasta el momento: transporte, desarrollo urbano, basura y concursos.
Y aunque las principales ordenanzas radicales fueron aprobadas en los primeros meses luego de que Mestre asumió, ahora, llega la hora de su aplicación. Allí es donde entra la oposición con fuertes críticas en formato de pedido de informes que terminan repercutiendo en el sistema mediático y, en ese mismo sistema, son respondidas por el oficialismo.
Por ejemplo las cuestiones relativas a los números municipales están en boga con la llegada de la Cuenta General del Ejercicio 2013. También las consecuencias de ciertos convenio urbanísticos. Ni hablar de la licitación del servicio de higiene urbana, donde se debate la privatización en términos de calidad y precio.
Concretamente, en los últimos siete días los debates se dieron en torno justamente a cómo se vino gastando en el municipio y en torno al cumplimiento o no de los retornos que le corresponden a la Municipalidad frente a empresas privadas por cambiar excepcionalmente normas de edificación (son los denominados convenios urbanísticos).

Tipo de gasto
Desde la Municipalidad, a nivel publicitario y en alocuciones de los principales funcionarios, se argumentó que la ciudad ha tenido mejoras concretas en el servicio de Salud, en virtud de inversiones en equipamiento y regularización del sistema de abastecimiento de insumos. Se habló de avances en los dispensarios y en los hospitales a cargo de la ciudad.
En la visión opositora, las cosas fueron diferentes. El edil Esteban Dómina del Frente Cívico agarró la Cuenta 2013 recientemente ingresada al Concejo y con calculadora en mano, construyó un informe donde explica que el gasto en salud decreció por sobre la inflación, y no justamente porque haya menos personal, es decir, gasto salarial.
“Como resultado de las políticas aplicadas, en los dos primeros años de la gestión de Ramón Mestre el gasto en Higiene Urbana aumentó el 140% (2,2 veces la inflación de Índice Congreso) y Salud) apenas subió el 58% (por debajo de la inflación). El primero incrementa su participación en el total del gasto, mientras el segundo se achica”, señaló el ex candidato am intendente.
Según Dómina, la documentación oficial indica que el 31 de diciembre de 2011 las erogaciones en Salud eran de $361.817.808,77 y dos años después fueron de $571.492.205,10, lo que contrasta con la evolución del gasto en basura: $386.299.593,58 (2011), $926.617.452,96 (2013).
“Obviamente, no se trata de una cuestión meramente numérica, ya que en un caso se hace mención a un gasto eminentemente “público” (Salud), y en el otro, a una retribución “privada” (Higiene Urbana)”. Las perspectivas futuras no son alentadoras, toda vez que la tendencia señalada tiende a profundizarse: el gasto en Higiene Urbana rondará el 20% del Presupuesto en tanto que el Gasto en Salud, en el mejor de los caso, mantendrá su participación actual.

Convenios urbanísticos
El otro debate de la semana giró en torno a la aplicación de la ordenanza 12.077 en lo relativo al convenio urbanístico rubricado entre los funcionarios municipales y la Corporación América, para el desarrollo de un enorme emprendimiento inmobiliario en el ex batallón 141.
Los cambios de normativa generaron un beneficio a la firma que comanda Ernesto Eurnekian (también tópico de discusión en su momento), que debían ser devueltos, entre otras cosas, a través de la ejecución de una obra cloacal en la zona sudeste de la ciudad.
Parece que aun esa obra no tiene planos siquiera. El bloque Eva Duarte advirtió la demora e ingresó un pedido de informe al Ejecutivo para saber el estado de avance del trabajo que debía pagar Eurnekian.
Cita en el argumento que el convenio entre el municipio y Corporación América (título “B”, punto VI) establece como consecuencia de su aplicación un beneficio para el municipio de $96.702.382,00, y que ese monto “deberá ser integrado al municipio a través de la ejecución de la obra denominada ´Planta de tratamiento de efluentes cloacales para el Sector Sud-Este´; obra que deberá comenzar su ejecución una vez que el Concejo Deliberante ratifique el presente convenio, y cuyos pliegos de especificaciones técnicas serán elaborados y puestos a disposición de la empresa privada por la Dirección de Redes Sanitarias y Gas en un plazo de 60 (sesenta) días hábiles”.
Esos 60 días hábiles ya pasaron, pero hubo un tema legal al medio, que fue utilizado como argumento del oficialismo para explicar por qué la demora.
Javier Bee Sellares, el secretario de Gobierno municipal y ex jefe de bancada radical en el Concejo, dijo que la tardanza en el envío de los planos para la planta depuradora a Corporación América tenía que ver con el “amparo federal” que terceros habían presentado para frenar las obras en el predio del Ex Batallón 141.
Existía entonces una medida cautelar que dictada por la Justicia Federal de Córdoba que impedía el acceso al predio que fue adquirido en 2007, pero el pasado 17 de junio de 2013 quedó en libre disponibilidad para el grupo de Eurnekian.
En otro ámbito de cosas, Bee Sellares, fue más allá y dijo que no solo la firma privada pagaría la obra, sino que el municipio también a través de una tasa ya instaurada. “Si bien la construcción de la planta depuradora constituye un compromiso del Grupo Eurnekian tal como señala el artículo 2º en la ordenanza 12148”, la Municipalidad “aportará dinero para la obra con lo recaudado por el Fondo para el Desarrollo de Infraestructura Sanitaria (Fosac)”.
El debate está abierto. El oficialismo activo. La oposición al salto. Comienzan los tiempos electorales.