Oposición se nutre de interna de Daniele para achicar brecha

Por Yanina Passero
[email protected]

_MG_8526Las instalaciones de las dependencias del municipio capitalino ya se encuentran revestidas por cartelería electoral e interferida la actividad en cada repartición al menos moderadamente. Funcionarios municipales y candidatos coinciden en que las prestaciones municipales no son alcanzadas por las esquirlas de las campañas, incluso resaltan que son contadas con las manos las áreas en conflicto por deudas salariales u otros reclamos pendientes.
No se trata de azar. Por el contrario, es una estrategia deliberada del titular del SUOEM, Rubén Daniele. Conviene claramente hacer foco en los progresos y mantener bajo la alfombra -hasta que se consumen las elecciones internas- todos aquellos problemas que emanan naturalmente en la cotidianeidad municipal. La escenificación de los conflictos aporta material extra para los opositores, quienes podrían destacar las presuntas “deficiencias” de la conducción para marcar diferencias. Esto no significa que la Verde los desconozca, si surgen, se plantean como de inminente solución.
En ése marco de relativa calma, los referentes de los tres espacios que se medirán el 16 de octubre en las urnas tuvieron que acelerar motores y condensar en pocas semanas las acciones proselitistas a la luz del adelantamiento de los comicios que decidió el actual titular del Suoem. Cada día, Daniele (Verde); Ariel Quiñone (Naranja) y Paulina Castro (Fucsia), escoltados por miembros de cada nómina, bajan propuestas a los afiliados de ejes comunes: salarios, reequipamiento de reparticiones o cese de tercerizaciones a empresas privadas, entre otras.
Actividades formales que la oposición combina con otras tareas, en especial el espacio identificado con el color naranja que desde 2008 intenta arrebatarle la conducción al imbatible Daniele. Sucede que existen elementos coyunturales y permanentes que no deben desaprovecharse. No son otros que la aparición de una tercera lista (el Partido Obrero tendrá su debut en pocos días) y la siempre viva interna en el oficialismo.
Si bien es cierto que sería un acontecimiento extraordinario que el secretario general del gremio de los municipales perdiera en su última elección para el espacio alternativo comandado por Quiñone los comicios deben marcar una tendencia a la suba en la penetración en el municipio nada más y nada menos porque dentro de tres años el escenario electoral futuro no sólo que no contará con la participación estelar de Daniele, sino que es probable que la Lista Verde se dinamite en varias partes.
Las aspiraciones de los candidatos del PO se centran en la participación misma y no podría descartarse que su debut responda a intereses más bien de instalación interna, pero en y del partido político trotskista en general. Ahora bien, su participación no pasará desapercibida por los efectos que ya generan.

Especulaciones
Son varias las voces que se animan a señalar que de Educación y Salud (el área más populosa del municipio) provendrán la mayor parte de los votos que reciba el espacio liderado por la delegada Castro. La leve penetración en al menos un bastión central de Daniele como los son las escuelas y jardines municipales, no moverá las agujas del resultado pero será funcional a los intereses de Quiñone que, como se dijo, aspira a achicar la brecha que lo separa de la Verde.
La especulación mueve la estrategia de trabajo del delegado de Recursos Tributarios que, a juzgar por sus movimientos, parece estar dispuesto a nutrirse de la también histórica interna de la actual conducción para ajustar los márgenes. En este sentido pueden leerse las actividades proselitistas en aquellas reparticiones donde las diferencias con el líder del Suoem son más evidentes.
Por caso Redes Sanitarias, repartición que aporta alrededor de 400 votos y que contaba con hombres leales a Daniele para encausarlos. Según trascendió, habría ruptura y un compromiso de palabra de apoyar a Quiñone y su tropa en pocos días. En Tránsito, ocurriría lo mismo aunque con menos tenacidad si se tiene en cuenta que el cuerpo de delegados se reparte entre ambos espacios.