La Caja reconoció una deuda por juicios de $ 120 millones

2014-09-25_GIORDANO_webEl presidente de la Caja de Jubilaciones, Osvaldo Giordano, presentó  los resultados de la auditoría externa realizada por la consultora KPMG  correspondiente al ejercicio 2013, ocasión en que resaltó como uno de los resultados positivos que se logró cuantificar la deuda de los juicios en $120 millones.
Dijo que si bien el pasivo contingente son unos $120 millones, que es “una cifra importante, pero que si se la compara con la de Anses es poco, porque el del organismo nacional es muchísimo más grande y sería bueno que hiciera un ejercicio como éste para mejorar la discusión de la política previsional”.
Planteó que en el debate sobre la previsión se está olvidando que hay medio millón de jubilados que están reclamando la movilidad entre el año 2002 y 2008, y que en la contabilidad del Anses “no aparece y por lo tanto se polemiza en el aire”. Sobre la deuda de la Nación con los jubilados que hicieron demanda señaló  que se trata de un pasivo que es “mucho más grande que la deuda que reclaman los fondos buitre” y que además “tiene una mayor trascendencia social”.
“Lo que pasa es que al no verse en ningún lado, estar escondido debajo de la alfombra, al no reflejarse en la contabilidad, al permanecer en medio de la papelería de juzgados colapsados por expedientes, no entra en el debate”, consideró.
El proceso de auditoría externa comenzó en el 2008 a cargo de la Universidad Nacional de Córdoba, y desde el 2012 lo realiza la empresa privada KPMG, que “ganó una licitación con renovación anual del contrato según los pliegos”, recordó Sergio Li Gambi, al frente de la consultora internacional en Córdoba.
Apuntó  que de los 5.964 juicios que tiene la Caja como demandada, sólo unos 264 todavía generan incertidumbre, por lo que evaluó el resultado de la auditoría como “favorable”, mientras que como fortalezas además de la gestión de las demandas incluyó el “proceso de recaudación, la sistematización informática y el sistema de mejoras continuas” que se aplica en la entidad previsional de la provincia.
Graciela Lazo, socia consultora de KPMG Buenos Aires, consideró que la Caja está “más adelantada que otros organismos nacionales y provinciales” en materia de auditorías externas y eso “ayuda a reducir el fraude y proveen de información confiable y transparente”.