El Camino del Cuadrado: cuidado o improvisación

Por Alejandro Moreno
[email protected]

LEGISLATURA - MEDIO JUEGO
LEGISLATURA – MEDIO JUEGO

El Camino del Cuadrado es para Unión por Córdoba una de las obras emblemáticas que atravesó las gestiones de los gobernadores José Manuel de la Sota y Juan Schiaretti.
La obra, de fuerte impacto económico y turístico, a la lo largo de su realización fue objeto de muchas y a veces severas observaciones de los legisladores de la oposición, ya sea por las expropiaciones como por la calidad de la ingeniería. Por ejemplo, los derrumbes y deslizamientos ocurridos en varios sectores del camino. La Legislatura tratará hoy, y aprobará, un proyecto de ley de los oficialistas Alicia Narducci y Marcos Sestopal para prohibir la circulación de camiones y colectivos de pasajeros que excedan las 8,5 toneladas a lo largo de todo el trayecto que une el Valle de las Sierras Chicas con el Valle de Punilla, “uno de los caminos más atractivos de nuestra geografía”, según describieron los autores.
Narducci y Sestopal señalaron que “debemos preservar cada centímetro de sus cualidades y calidades como camino, como ruta de la provincia, como orgullo de los cordobeses, para ello es necesario restringir el paso de todo tipo de vehículo pesado, cuya tara exceda lo expresado en esta ley y por dos motivos fundamentales, uno de ellos es la extrema peligrosidad que un vehículo de gran porte posee a la hora de transitar caminos de curvas cerradas y pendientes largas, por otro lado, al tratarse de un vehículo largo o con carga, este deteriora las banquinas al salirse del trazado para adecuar el posicionamiento sobre la carpeta asfáltica y por ende causa la rotura de los bordes de la ruta, y en poco tiempo comienza un deterioro progresivo y dinámico”.
“Creemos entonces compatible la norma con la preservación, no solamente del trazado de la ruta sino también de la vida, ya que entendemos que con esta medida, las condiciones de tránsito de rodados automotores que impliquen peligrosidad a la hora de medir su dimensión como su carga, tenga sus limitaciones. Hoy se hace más que necesario cuidar nuestra riqueza, sobre todo la riqueza turística y es, esta ley una forma de expresarlo de manera contundente. Acompañar esta normativa implica acompañar al cuidado de nuestros semejantes y acompañar al esfuerzo que entre todos los contribuyentes hemos hecho en aras del progreso en todos sus sentidos”, agregaron.

La oposición
Los legisladores radicales anticiparon ayer su oposición al proyecto, mientras que los juecistas evaluaban anoche qué hacer.
Rodrigo de Loredo (UCR) advirtió que “el verdadero objetivo de este proyecto es prevenir el derrumbe del Camino del Cuadrado debido a que esta importante obra fue inaugurada con grandes deficiencias técnicas en su construcción, lo que ocasiona desmoronamientos frecuentes y hundimientos de calzada que ponen en peligro la vida de quienes transitan por esta ruta”.
De Loredo detalló que “uno de estos defectos tiene que ver con los taludes de tierra de la zona que son susceptibles de derrumbes al no contar con la correcta pendiente debido a deficiencias del proyecto ejecutivo”.
“Además, ante la falta de estudios técnicos de parte de la empresa constructora, el estado provincial tuvo que encarar el costo que implicaron las constantes reparaciones de la calzada por dichos hundimientos y desmoronamientos, con el mencionado peligro que ello conlleva para los autos que transitan”, agregó.
“Si se contempla el argumento de los legisladores oficialistas autores del proyecto de cuidar del deterioro progresivo que causa en una ruta turística la circulación de este tipo de vehículos -continuó-, de Loredo enfatiza que “este motivo resulta inadmisible toda vez que un transportista, por ejemplo, para recorrer el tramo que une la ciudad de Córdoba con alguna localidad del norte del Valle de Punilla, si o si deberá transitar por una ruta que involucre el tránsito de turistas. Además, teniendo en cuenta que las rutas alternativas al Camino del Cuadrado cruzan por el centro de localidades como, Santa Maria de Punilla, Cosquin o La Falda, resulta mucho más perjudicial que la utilización del mismo”.