Enroque corto

daniel juez y lucas cavallo 001Amores perros

A veces, cuando no se es líder sino que se forma parte de una estructura donde otros toman decisiones, se hace difícil hablar. El periodista estaba viendo el programa Zona Política que se emite por Canal 10, y en el corte recibió un llamada de un concejal de extracción peronista, cizañero por demás.

Concejal Peronista: ¿Está viendo usted a Daniel Juez y a Lucas Cavallo en el programa Zona Política?

Periodista: Justamente sí, no es algo que haga habitualmente.

C.P.: ¿Qué opina?



P.: La hagamos corta. Dígame usted lo que me quiere decir.

C.P.: Bueno, no sea tan chúcaro. Mestre, el jefe de Cavallo, dice que no se reunió con Luis Juez.  Juez, que en política es jefe de su hermano, dice que sí. Y en este programa estos muchachos están muy desorientados. Se quieren pero no se quieren.

P.: ¿Por qué lo dice?

C.P.: Fíjese que Daniel Juez fue el que le metió la mecha a Mestre por el tema subsidios, lo hizo imputar. Pero su hermano lo mando a trabajar por la alianza juecismo-radicalismo. Así que no sabe si enfrentarlo y chicanearlo a Cavallo o tirarle un cariñito.  “Cualquier alianza electoral tiene que estar exenta de las personas. Si hay vocación de poder, para conquistar el poder, y que Unión por Córdoba tenga su fin de ciclo el año que viene, hay que hacer el intento”, dijo.

P.: Sí, es ciertamente contradictorio. ¿Y Cavallo?

C.P.: Y a Cavallo… es como una novia ofendida. Copié textual una frase muy elocuente: “La política es diálogo. Por supuesto que estamos dispuestos a conversar con todo el mundo, por el bien de los cordobeses. Pero después de las cosas que hemos tenido que soportar nosotros, del Frente Cívico y de su líder político, para empezar a hablar, deberían pedir disculpas a nuestro partido”.

Jurista Castro leyó documento del Comité UCR en internet

Los radicales no tienen paz. Todo expresa algún conflicto interno. Un secretario del Comité le contó un detalle al periodista sobre el documento de la semana pasada, en el cual se denunció un acuerdo entre José Manuel de la Sota y Luis Juez para perjudicar a Ramón Mestre.

Secretario: Fue un documento fuerte, pero la verdad es que necesitábamos contragolpear. No nos podíamos quedar callados.

Periodista: Claro.

S.: Lo único que me hubiese gustado es que todo el radicalismo lo suscriba.

P.: ¿Eso no sucedió?

S.: Y, no.

P.: Diga lo que me quiere hacer ver.

S.: El documento llevaba la firma del presidente, el mestrista Jorge Font, y del vicepresidente 1°, el nicolacista Javier Lafuente.

P.: ¿No es suficiente?

S.: Faltó la firma del vicepresidente 2°, Lucas Castro.

P.: Que responde a Juan Jure.

S.: Claro. Castro estaba muy enojado, porque dice que se enteró del documento cuando lo leyó en los portales de noticias de internet. Asegura que ni siquiera lo invitaron a firmar.

Campaña sciolista ¿o macrista?

Nadie puede negar que existan tendencias o modas que también alcanzan a los creativos publicitarios. Es probable que se identifiquen patrones similares en spots que pretenden marcar las diferencias o resaltar las bondades de un producto, un candidato, etcétera, etcétera. Dos periodistas encontraron una campaña en redes sociales del gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, que inmediatamente invita a pensar en otro presidenciable.

Periodista 1: Los jóvenes sciolistas de Córdoba invitan a “Sumarte a la buena onda”…

Periodista 2: ¡Cómo insiste con esas campañas ligeritas! ¿Qué tiene de novedosa?

P1: Novedoso, nada. Curiosa. Por los recursos.

P2: A ver…

P1: Invita a la gente a cambiar el nombre de su señal de Wi Fi a “Scioli2015”.

P2: Campaña pensada para los miles que están acostumbrados a usufructuar de las señales de internet ajenas.

P1: (Risas) Pareciera.

P2: Una propuesta bien macrista, diría yo.

P1: Pensé lo mismo. Cualquier parecido con la realidad, es pura coincidencia.