Empleo: expectativas de contratación, las más bajas desde 2007

21 desempleados 29-10El empleo empezó a ser un tema de preocupación para los argentinos, cuando hacía años que había desaparecido de la agenda de urgencias. Las encuestas entre empleadores le dan la razón: de cara al último trimestre del año, el relevamiento de Manpower señala que el 83% de las compañías no buscará personal. Las expectativas son las más bajas desde que la compañía hace su estudio, en 2007.
La estimación de la Expectativa Neta de Empleo (ENE) se hace sobre una muestra de 800 empresas y resulta de tomar el porcentaje de empleadores que prevé un aumento en las contrataciones y restarle el porcentaje que espera una disminución de sus dotaciones en los próximos tres meses. Así, entre octubre y diciembre, la ENE es del tres por ciento.
“La situación es general y afecta a todos los sectores: ocho de cada 10 empresas no tienen en claro si van a aumentar o disminuir sus nónimas. Es el porcentaje más alto desde que existe la muestra en Argentina, desde 2007”, señala Alfredo Fagalde, director General de Manpower Argentina.
Sólo una de cada 10 empresas espera contratar gente en lo que resta del año; la cifra representa casi la mitad de la correspondiente al mismo período del año pasado: “Las expectativas de contratar nuevo personal descienden en cuatro puntos porcentuales trimestralmente y se debilitan en tres puntos en la comparación interanual, con datos ajustados por estacionalidad”, señala el trabajo. Para los últimos tres meses el siete por ciento de los relevados cree que podría achicar su plantel.
La mala situación es generalizada, ya que no esperan contratar empleados siete de los nueve sectores analizados por Manpower. Finanzas, Seguros y Bienes Raíces tienen terminará el último trimestre con un declive de 21 puntos porcentuales contra el tercer trimestre de este año y 14% en la interanual, mientras que las Manufacturas muestran una caída de nueve puntos porcentuales contra el tercer trimestre y del cinco por ciento contra el mismo período de 2013. Son las dos áreas más comprometidas, cuando habían registrado una recuperación fuerte en agosto, septiembre y octubre, la que terminó siendo sólo estacional. “Hay una caída marcada en el consumo que afecta a la intermediación financiera y los préstamos, que puede pegarle al sector financiero”, explica Fagalde.
En el caso de manufacturas, la incertidumbre más fuerte viene por el lado de la exportación e importación de insumos, dos rubros que tienen peso en la muestra. El actual escenario está lejos del que se dio en 2009, con caídas de la ENE tanto en el segundo o tercer trimestre, pero la expectativa de contratación pasó de un escenario de cauto optimismo a uno de incertidumbre.
No sólo la comparación trimestral sino en la interanual, las expectativas de contratación sólo crecen en dos sectores: agricultura y pesca (apenas uno por ciento en ambos casos), y transporte y servicios públicos, con una variación trimestral positiva del 13 y del 15 por ciento anual, respectivamente.

Córdoba
Hay que recordar que en julio el Índice de Demanda Laboral (IDL) del CPCE en Córdoba registró una variación mensual negativa de 11,23% en el registro con estacionalidad, mientras que en términos desestacionalizados presentó una caída de 16,64%. La variación interanual (julio de 2014 respecto a julio de 2013) fue negativa en 22,61%.
El resultado se explica por la disminución en el número de pedidos de personal no calificado (32,55%) y a la caída en la demanda de personal calificado (18,11%). En términos mensuales, el empleo calificado presentó una disminución de 12,56%, mientras que el empleo no calificado registró una caída del 7,46%. En el primer grupo, la demanda de profesionales cayó un 35,22%, mientras que los pedidos de no profesionales aumentaron en un 2,48%.