Según olguismo, deuda municipal creció 127,6% en dos años

Por Daniel Zen
[email protected]

IMG_4747Hace unos días el edil de Frente Cívico, Esteban Dómina, se quejaba de que la Cuenta General del Ejercicio 2013 no había sido enviada al Concejo Deliberante por el oficialismo en el tiempo que obligan las normativas vigentes. El ex candidato a intendente presentó una nota al Tribunal de Cuentas para apurar el trámite.
El vacío informativo sobre los números municipales comenzó a hacerse tema de agenda. El Ejecutivo comenzó a recibir críticas de diferentes medios por haber decidido dejar de publicar en su web las estadísticas sobre los gastos salariales y los ingresos. Algo contrario a la supuesta política comunicacional de transparencia promocionada.
En medio de todo esto, rápida Olga Riutort aprovechó el viento de cola y primereó con datos documentales. Su fuerza venía bastante silenciosa, probablemente por las distracciones que genera en épocas preelectorales el difícil universo del peronismo capitalino y también, probablemente, por supuestos ofrecimientos ministeriales que habrían generado rispideces puertas adentro. La cuestión es que ayer el olguismo hizo público un informe construido por uno de uno de sus vocales en dicho cuerpo contralor, Martín Llarena, en base a documentación oficial. Si es cierto, la ciudad tiene verdaderos problemas. Más aun.
Según el informe del bloque Eva Duarte, el déficit municipal en el 2013 con respecto al 2012 muestra un incremento del 50,19%, que en términos numérico significan $375.542.041,29. En dos años de gestión Mestre, el Déficit creció 127,62%, muy por encima de la inflación.
En los primeros dos años de gestión de Ramón Mestre, además los gastos en basura crecieron el 153%, en publicidad aumentó un 1024,53% y la deuda pública municipal creció el 114,06%. Por otra parte, solo en 2013, los subsidios al transporte se incrementaron un 161,67% según Riutort.
En lo que respecta a los ingresos del 2013, Llarena observó un incremento del 46,29%, debido al incremento de tasas y al elevado uso del crédito público, que fue de $138.866.741,80.
“La tormenta perfecta que decía el intendente Mestre se convirtió en un huracán. Además, el Ejecutivo por segundo año consecutivo remitió fuera del plazo legal la Cuenta General del Ejercicio 2013 al Tribunal de Cuentas. Eso está establecido por el artículo 86 inciso 17 de la Carta Orgánica. El plazo venció en mayo de este año y la Cuenta ingresó recién en agosto, lo que configura una seria irregularidad reiterada”, afirmó Llarena.

Gastos, en detalle:

El informe detalla la ejecución de gastos.
BASURA: En el año 2013 las erogaciones fueron $924.411.728,37, incrementándose un 50,21% con respecto al año 2012. En los dos primeros años de gestión el gasto en higiene urbana creció un 153,77%. La participación de dicho gasto en el total de ingresos pasó del 14,24% en el 2011 al 19,64% en el año 2013. “Los datos muestran que los funcionarios mintieron al decir que la participación del gasto en basura estaría entre el 12% y 13%, y también al sostener que la tercerización en empresas privadas iba a ser más barata que la que prestaba Crese”, dijo al respecto Riutort.
TRANSPORTE: Los subsidios subieron un 161,67% con relación al año 2012, siendo en un año $228.132.320. La participación de los mismos en el total de ingresos se mantiene en los niveles de la gestión del intendente Daniel Giacomino, que en el 2011 fue del 4,53%. En 2030 es de 4,49%, asegura el informe.
DEUDA PÚBLICA: creció en el año 2013 un 56,32%, siendo al 31 de diciembre de 2013 de $1.981.027.080,41. En los dos primeros años de la actual gestión la misma creció 114,06%. La participación de este ítem en el total de los ingresos municipales pasó de ser del 36,16% en el 2011 (Giacomino) al 42,08% en la actual gestión (2013).