PRO renueva autoridades con lista única y cargos “incentivo”

El macrismo se prepara para una quincena de elecciones en septiembre. El 7 en Marcos Juárez, el PRO, y en especial su fundador Mauricio Macri, intentarán cantar victoria en la cara del gobernador José Manuel de la Sota en la única pugna electoral que registra el calendario electoral. Una semana después, el 14 del mismo mes habrá comicios internos. Vencen los mandatos de las autoridades vigentes y sus afiliados deberán acudir a las urnas para ratificar una única lista consensuada.
A comienzos de este año, un grupo de dirigentes macristas enemistados con quienes fueran alguna vez miembros de la Ucedé decidieron formar un núcleo interno. El objetivo de “Militantes en marcha- Macri 2015” (compuesto por experonistas, exradicales y exmiembros de Recrear) era equilibrar los tantos en la conducción del partido y prometían competir con nómina propia en la elección interna. Lo cierto es que la conducción actual del PRO, encabezada por Javier Pretto, tuvo la cintura suficiente para contener rivalidades.
Conviene recordar que en el proceso anterior, hubo una intervención por orden de alfiles de Macri en Buenos Aires. Claro que el partido recién comenzaba a dar sus primeros pasos en territorio cordobés.
Prácticamente, la lista estaría formada, con detalles “menores” a definir. Entre las partes, arribaron a un acuerdo que será ratificado en tres semanas. La presidencia seguirá en manos del también legislador, Pretto. La vicepresidencia la ocupará esta vez Néstor Roulet, el dirigente ruralista que participó de las elecciones legislativas de octubre como candidato a diputado nacional.
Para Pretto, la confección de la nómina respondió a una estricta necesidad de otorgar espacio a nuevos dirigentes. Quizás ese sea el motivo por el que tuvo que habilitarse una enmienda de la Carta Orgánica del partido para posibilitar la inclusión de referentes que no cumplían con los dos años de afiliación exigidos.
Por tratarse de un partido joven que logró mayores incorporaciones después de la buena performance en las urnas de octubre pasado, que le rindió con una banca para Héctor “La Coneja” Baldassi, es claro que la intensión proclamada de incentivar a nuevos referentes quedaba a contrapelo de las leyes internas vigentes.
La vicepresidencia segunda será para Sara Majorel, dirigente macrista de Marcos Juárez que encabeza la lista de concejales que responderán a Pedro Dellarossa, en caso de corroborarse los pronósticos de las principales encuestas. El acuerdo con “Militantes en marcha” se verá recién en la vicepresidencia tercera a cargo del peronista Alfonso Piro. La vicepresidencia cuarta será para Julián Chasco, dirigente macrista de Río Cuarto.

Incentivos
En las vocalías se encuentra el “premio al esfuerzo”. Si bien aún no están definidas, se buscará favorecer a dirigentes del interior de la provincia que desarrollan tareas de armado territorial. Incluso, muchos de ellos suenan como posibles candidatos a intendentes o jefes comunales para las elecciones municipales del 2015. Darío Capitani (Villa María), Jorge Rebecca (Villa General Belgrano) o Mariano Proietti (Laboulaye) serían uno de los confirmados.
Curiosamente, la triada de famosos del PRO Córdoba no se inmiscuirá con los arduos trabajos de la vida partidaria interna. Baldassi, Felipe Lábaque y Eduardo Romero no ocuparían un espacio en la nómina de autoridades. Según trascendió, los prefieren enfocados en las tareas de anclaje del espacio y la candidatura presidencial del Macri.