Ambientalismo extremo: Funam se opuso a construcción de ruta

raúl montenegro 001
Raúl Montenegro, presidente de Funam.


La Fundación para la Defensa del Ambiente (Funam), presidida por el biólogo Raúl Montenegro, tiene por estos momentos altos grados de exposición pública en Formosa, donde se opone al asentamiento de la planta de dióxido de uranio de la empresa estatal Dioxitek (que es de la Comisión Nacional de Energía Atómica en un 99% y de Mendoza un 1%), radicada desde hace casi dos décadas en el barrio de Alta Córdoba de nuestra ciudad.
La ONG quiere erradicar la producción de energía nuclear en Argentina -lo que inutilizaría las plantas de energía atómica de Embalse, Atucha I y Atucha II- y vio como oportunidad de protesta el traslado que dispuso el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, en acuerdo con el intendente local, Ramón Mestre, para sacar de esta capital la planta ubicada actualmente en una zona de alta densidad poblacional.
Pero en Formosa ya hay reparos para con el modus operandi de Funam. Es que no a todos les falta la memoria. Recordaron los medios de comunicación locales que Montenegro y los suyos se opusieron en 2007 a la construcción de una artería vial que comunica parajes humildes de la zona de bañado La Estrella. La Ruta Provincial Nº 28 ya está levantada y de acuerdo al Estado formoseño, ha llevado progreso y mejoras a los habitantes, como posibilidad de traslados en ambulancia, y ayuda para docentes que antes debían cruzar en remo de los parajes de La Lomita a Lamadrid para ir a dar clase.
En aquella oportunidad, el biólogo se llegó hasta Munich para denunciar la construcción de la ruta. Sí, en Alemania. El turismo verde es internacional. Y el ambientalismo termina siendo profesional, una “lucha” por la que se obtiene beneficios personales. Dato al respecto: Montenegro fue asesor pago de Rubén Américo Martí en su intendencia, y antes había sido secretario de Ambiente de Eduardo Angeloz en su primer gobierno provincial.
Los informes exportados decían que por la obra la fluctuación del río Pilcomayo se alteró, generando efectos adversos en la biodiversidad local, como crecimiento en forma desproporcionada la población de pirañas, cosa que supuestamente complicó a territorios de grupos indígenas Pilagá, Quom y Wichí.

Premio “Nobel” que no es Nobel
Uno de los “laureles” que todo el tiempo reluce Funam y su presidente para obtener crédito social y sobretodo financiero es la obtención del Premio Nobel Alternativo. ¿Qué es eso? La Fundación Argentina de Ecología Científica, a través de un artículo firmado por Eduardo Ferreyra, expresa: “También gusta el señor Montenegro de publicitarse como ´Premio Nobel Alternativo´, calificativo que le adjudicara el creador del premio Right Livelihood (el anglicismo significa ‘manera correcta de vivir´), el filántropo y ultraeco-logista Jakob von Uexkull, antiguo miembro de Greenpeace (como Montenegro), patrocinador de Amigos de la Tierra, y promovido a miembro del Parlamento Europeo como representante del Partido Verde Alemán. Tiene un doctorado en Política, Filosofía y Economía de la Christ Church, de Gran Bretaña. Verde, que te quiero verde, pero verde dólar en lo posible. En 1980 Von Uexkull le propuso a la Fundación Nobel la creación de dos nuevas categorías: una dedicada a la ecología y otra que considerara a la gente pobre del mundo. La Fundación Nobel no le prestó atención. Entonces vendió unas cuantas estampillas raras de su colección y consiguió 1 millón de dólares para iniciar su Fundación Manera Correcta de Vivir que actualmente recibe donaciones de otros muchos ecologistas para otorgar todos los años un premio de entre 270 y 380 mil dólares para quienes se hayan destacado en su actividad anti-industria, anti-desarrollo, y anti-progreso. Montenegro compartió su premio de 2004 con una organización ecologista rusa y con Bianca Jagger.
Y aquí la curiosidad: “El ´Nobel Alternativo´ se otorgaba en una sala especial ubicada en el Parlamento Sueco, dando la impresión de que era otorgado por el mismo parlamento que otorga el Premio Nobel de verdad, pero desde hace más o menos dos años el Parlamento consideró que no era conveniente verse relacionado con Von Uexkull y su Right Livelihood Award, y canceló el permiso para que el premio se otorgase allí”.

El fiasco en Córdoba
El tema del asentamiento de Monsanto en la localidad cordobesa de Malvinas Argentinas provocó mucha polémica, como es de público conocimiento. Las organizaciones ambientalistas tuvieron una férrea postura opositora y Funam se sumó en el medio del conflicto con un estudio que aseguraba que en esa ciudad había sustancias tóxicas vinculadas al agro: se buscaba homologar la situación con barrio Ituzaingó Anexo, una jugada política más que científica.
Efectivamente se encontraron plaguicidas clorados prohibidos como Aldrin, Dieldrin, Gamma HCH, pp’ DDT, op’ DDT y pp’ DDE. El tema es que especialista Fernando Manera, fundador de la Asociación de Bromatología, Zoonosis y Medio Ambiente de Córdoba salió a aclarar: “Los compuestos químicos encontrados en la muestra contienen cloro en su formulación, y provienen de agentes prohibidos en Argentina hace unos 20 años, que son altamente persistentes y se transmiten de una generación a otra. Estuvieron en los alimentos a nivel mundial, y por eso es altamente probable que cualquier persona de aquí o de otro país presente las mismas sustancias”.
Fiasco. Después de la explicación de Manera, Funam bajó el perfil.